29 de diciembre de 2009 13:44 PM
Imprimir

Domínguez no anunciaría compra estatal de trigo

El Ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, fue invitado por dirigentes agropecuarios con un único tema de agenda: la situación del trigo. Se reunirá con la Mesa de Enlace provincial, directivos de cooperativas y productores. Aseguran que en Buenos Aires se manejan tres o cuatro variantes, en tanto que en Entre Ríos dicen que se requieren soluciones urgentes.

El escenario con que se encontrará el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación cuando llegue este miércoles a Entre Ríos no será el más venturoso.
Julián Domínguez tiene previsto encontrarse con dirigentes de la Mesa de Enlace provincial, de cooperativas y con productores orillando el mediodía en las instalaciones de la Cooperativa Agrícola de Aranguren. El único tema de agenda, como si fueran necesarios más, será acerca de las variantes políticas para el sector triguero en un contexto atrapado por la sobreoferta y la inexistencia de precios.
El escenario es un verdadero intríngulis para las autoridades públicas. Entre Ríos tuvo una cosecha récord de trigo en la última campaña cuyo volumen superó las 1.100.000 toneladas, pero sólo se han logrado colocar en el mercado menos del 20 %, unas 200 mil toneladas. Esto provoca una sobreoferta que virtualmente ha hecho desaparecer el mercado, que carece de compradores, precios y operaciones.
Los molineros aseguran que están stockeados y que ya adquirieron trigo para el resto de la campaña –nadie puede obligarlos a comprar lo que no necesitan–, en tanto que los productores dicen que hay unas 900 mil toneladas que no encuentran destino, y que eso no sólo pone en riesgo a la rentabilidad, sino también la supervivencia y las futuras campañas.
De esto y algo más hablaron el presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo de Angeli y el ministro Domínguez el 27 de noviembre pasado, en Paraná, en el marco del Encuentro Anual del Prosap.
De ambos lados se evaluó como muy bueno a aquel encuentro donde se discurrió sobre las 300 mil toneladas de cupo, un subsidio que cubra la diferencia entre el fas teórico y el precio real pagado, el financiamiento del Banco Nación para poder retener el trigo, una oficina de la Oncca en Paraná y el escarpado tema de las cartas de porte. De la posible compra de trigo por parte del Estado no dijeron ni mu.

ESCENARIO. Ya por entonces se aventuraba un escenario aciago para el sector triguero, porque la intervención del Estado genera, en esquema del campo, distorsiones que terminarían por impactar de lleno en el mentón de los productores.
Entre esa punta del ovillo y la madeja de hoy, el 9 de diciembre más precisamente, se interpuso la ampulosa noticia que precisaba que el Gobierno entrerriano consiguió un cupo de “300.000 toneladas complementarias de trigo para los productores entrerrianos garantizándoles el precio FAS teórico”, que es el valor internacional del grano al que se restan las retenciones y los gastos de puerto, y “la compra inmediata”.
Sin embargo, el problema se enquista como una ameba entre los pliegues del mercado, que atiende otras convicciones y prioridades.
Tiene razón, pero marche preso.
Desde ese momento, con los silos atiborrados de granos, se comenzó a empujar con más fuerza, desde la Federación Agraria, especialmente, la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional encuentre un subsidio para elevar neumáticamente el irreal piso que existe hoy a los 628 pesos de Fas Teórico que le devuelva rentabilidad al productor.
La última compra importante –dicen quienes miran al cielo para ver llover demanda- la efectuó Dreyffus el miércoles 16 de diciembre por 1.250 toneladas.
En el horizonte de la comercialización, en tanto, se dejan ver cuestiones como la calidad del grano y otros condicionantes que hacen difícil la colocación del excedente.
Ciertamente, Domínguez se enfrenta a este escenario aciago antes de emprender el viaje al corazón productivo de Entre Ríos.

POSIBILIDADES. El miércoles pasado, en el umbral de la Nochebuena y en lo que pareció una reedición de la Junta Nacional de Granos –abatida en 1991- el diario Clarín publicó la noticia que el Gobierno nacional compraría entre 1 y 2 millones de toneladas de trigo a “precio lleno”. Fue presentado periodísticamente como un “gesto” y que “tiene el visto bueno de Cristina Kirchner y apunta a desactivar el principal frente de conflicto que existe hoy con la Mesa de Enlace”.
Más aún, se esperaría hasta el miércoles para que Domínguez lo anuncie en Entre Ríos, donde está confirmada su presencia según la consulta hecha anoche por EL DIARIO a miembros de su entorno.
Esto ya lo había sugerido el titular de Producción de Entre Ríos, Roberto Schunk, cuando un mes atrás habló de que el Estado podría comprar directamente tomando el valor FAS como “precio sostén». «Es lo que hicimos en la provincia con el arroz, que luego exportamos a Venezuela», explicó Schunk en esa oportunidad ante los medios.
Con este esquema se trabajaba, pero una fuente altamente informada de la cartera de Domínguez confirmó ayer a hombres de Entre Ríos que se habría desechado esa posibilidad luego del encuentro que habrían mantenido en horas del mediodía el propio Domínguez con Guillermo Moreno, el ya mítico secretario de Comercio Interior.
“Se desistió de anunciar en Entre Ríos la compra de trigo para nivel el mercado”, aseguró la fuente.
Esta Hoja se comunicó anoche con un miembro del equipo de Domínguez para chequear la especie, pero éste, si bien confirmó la reunión con Moreno, evitó cualquier tipo de precisiones sobre el futuro. “En principio no se de dónde sacó Clarín esa versión, pero no hay que negarla ni desecharla. No estamos en condiciones de confirmar ni descartar nada. Yo esperaría y sería prudente”, advirtió, para finalmente concluir que “hay buenas expectativas sobre la resolución del tema del trigo. Lo cierto es que hay tres o cuatro vertientes sobre la que trabaja el Ministro, y hay que ver sobre cuál se decidirá”.
Ante esta posibilidad, desde Federación Agraria aseguraron que nunca hablaron del tema con el Gobierno nacional, pero que si Moreno se opone a la propuesta “tendrá una alternativa conceptual distinta para pagar el FAS teórico”. Ellos están reclamando un subsidio nacional para cubrir la brecha, que no parece poca hoy día porque “no hay demanda, no hay negocios, no hay precios”. Es decir, no hay mercado.
El tema se maneja con hermetismo y en Entre Ríos poco se sabe en Entre Ríos. Por lo demás, todo se sabrá cuando se encuentre Domínguez en el galpón de la Cooperativa de Aranguren ante unos 100 productores. La reunión será abierta, tanto como el final de este relato que espera ansioso.

Montero: parece un “diálogo de sordos”

El presidente de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos, Oscar Montero, se mostró preocupado por la situación que están viviendo los productores entrerrianos respecto de la lenta venta del trigo producido en esta provincia, este año con cosecha record. Como dato, señaló que habitualmente “a esta altura del año siempre contamos con el 50 % del trigo comercializado y hoy estamos al 10 % recién. Tenemos una cosecha record, deudas que pagar y no podemos colocar el trigo”, afirmó.
Montero, describió a LT14 que lo que están necesitando es que el “Gobierno libere la exportación de trigo, los famosos ROE verdes que son las autorizaciones para exportar y entonces la exportación va a entrar a comprar”. Al respecto, se quejó de que esto “parece un diálogo de sordos, están los molinos por un lado, la exportación por el otro, el Gobierno por otro y los productores por otro”, reclamó.
“Lo que nosotros decimos es que Entre Ríos viene de un año muy difícil, muy malo, hay una deuda muy grande que saldar. Tenemos trigo para vender y nuestro productor merece que haya compradores a precios razonables para que el trigo se pueda vender. Este es el razonamiento”, explicó el dirigente agropecuario.
Consideró que es el Estado el que tiene que brindar “las herramientas a nuestro productor”, dijo.
Respecto de la visita del ministro Domínguez este miércoles a la localidad de Aranguren, Montero expresó que si son créditos los que van a anunciar “por qué estos créditos tienen que caer ante las espaldas del productor” si quien “está especulando es quién compra, el productor quiere vender pero necesita que alguien compre”, afirmó.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *