27 de octubre de 2011 01:56 AM
Imprimir

Productores denuncian posible dumping en importación de pollo

MEXICO : La Unión Nacional de Avicultores de México (UNA)el señalan que hasta la fecha no se han concretado envíos de pollo mexicano libre de aranceles a EE.UU.

La industria avícola mexicana solicitó a la Secretaría de Economía (SE) determine si existe o no dumping en la importación a México de productos avícolas por parte de empresas estadounidenses.

Asimismo, los industriales avícolas mexicanos exigieron se conozcan los motivos por los que, conforme al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) se ha impedido que empresas mexicanas exporten sus productos hacia Estados Unidos.

De acuerdo con Jaime Crivelli, presidente de la Unión Nacional de Avicultores (UNA), el ingreso del pollo mexicano libre de aranceles a Estados Unidos debió iniciar el 1 de enero de 1994; sin embargo, hasta hoy los avicultores mexicanos no pueden exportar pollo ni sus partes a ese país.

Esto, añadió el líder UNA, en virtud de las barreras que Estados Unidos ha impuesto a la entrada de pollo mexicano, argumentando problemas de tipo sanitario.

Estas dificultades para el intercambio comercial entre ambos países, agregó, han derivado en inequidades y daños a la industria mexicana, lo que ha orillado a acciones para solicitar la imposición de limitaciones a la introducción al país de los productos avícolas estadounidenses, los cuales  ingresan a México libre de aranceles desde el año 2003.

De tal manera, las cuotas compensatorias que los avicultores mexicanos están solicitando a la SE exclusivamente se aplicarían a la pierna y muslo de pollo estadounidense que ingresa a México por debajo del costo de producción; es decir, no afectaría al pollo entero que se vende en México y que es lo que consume la mayor parte de la población.
 
Tampoco afectaría a las pechugas, alas, filetes de pechuga, ni a la pierna y muslo de pollo de los exportadores norteamericanos que demuestren a la Secretaría de Economía que no la venden a precios por debajo de sus propios costos de producción en Estados Unidos.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *