27 de octubre de 2011 21:51 PM
Imprimir

De la vid, como del cerdo, se aprovecha hasta el rabillo

ESPAÑA : Por Jordi Ferrer Hoy en la vendimia, como siempre en la matanza, se aprovecha todo, hasta "el rabillo", y ya no hay deshechos, sino "subproductos" que se exprimen en sentido literal y figurado hasta el límite para obtener el máximo rendimiento económico y erradicar las emisiones nocivas.

Aproximadamente el diez por ciento de las decenas de miles de toneladas de uva que se cosecha cada año en Utiel-Requena están compuestas por residuos como pulpa, piel o grano.

Materiales que tradicionalmente no se empleaba más que en abonos, pero que desde hace dos años se procesan y se transforman en la cooperativa Gestora de Residuos Vínicos (Gestrevin), ubicada en Utiel.Esta particular industria, puesta en marcha por 26 de las cooperativas vitivinícolas de la comarca (aproximadamente el 63 por ciento de las asociadas a la DO Utiel-Requena) facturó la pasada campaña cerca de 1,6 millones de euros y según sus responsables las expectativas para este año son “excelentes”.

Alcohol para uso industrialUna vez finalizada la campaña de vendimia y pisada la uva, en las inmediaciones de Gestrevin se acumulan montañas de orujos (pieles, grano y restos de pulpa) y lías (restos del mosto precipitado), de los que se extraerá alcohol para uso industrial (bioetanol) o de boca.”Cada cooperativa o bodeguero exprime las uvas con diferente intensidad, por lo que el orujo puede conservar mayor o menor cantidad azúcar susceptible de ser transformado en alcohol, y en función de esa cantidad valoramos y pagamos estos residuos”, explica a EFE el personal de laboratorio de Gestrevin.Una vez extraído el alcohol, el producto más valioso, el proceso continua para separar el grano de la uva, muy apreciado en Asia para la elaboración de aceites, materias colorantes o para usos cosméticos y, en último extremo biomasa que permite a la planta funcionar en régimen de autoconsumo.”Los únicos residuos que salen de la planta son agua ya tratada, que se deriva directamente a la depuradora de Utiel, y vapor de agua por las chimeneas. El resto de materiales se aprovechan totalmente”, según indica el gerente de Gestrevin, Gerardo Rodríguez.”Nuestra actividad supone un retorno económico adicional para los bodegueros y las cooperativas, especialmente por la comercialización del alcohol, y en algunos casos un ahorro porque se solían llevar los orujos a alcoholeras manchegas”, añade Rodríguez.

Buenas expectativasLa presente campaña será la tercera completa que gestione Gestrevin desde su puesta en marcha a finales de 2008, a pesar de lo cual ya tiene vendida el cien por cien de su producción de alcohol, y con buenas expectativas comerciales, a pesar de las constantes oscilaciones en el precio de esta materia prima.Aproximadamente la mitad de la producción de alcohol bruto (93 grados) para la fabricación de etanol y alcohol rectificado o neutro (96 grados) para uso industrial (cosméticos, pinturas, esmaltes, productos de limpieza o farmacopea) se exporta a mercados europeos, básicamente Francia y Alemania, mientras que el resto se destina al mercado interior.En la última campaña Gestrevin vendió aproximadamente 1,3 millones de litros de alcohol, y dispone de un stock comercial de unos dos millones de litros.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *