28 de octubre de 2011 10:52 AM
Imprimir

Una Cristinista podría desembarcar en el gobierno de Scioli

Se trata de Carla Campos Bilbao, mencionada para ser la próxima ministra de Asuntos Agrarios de la Provincia. Actualmente es funcionaria del ministerio de Agricultura de la Nación. Además, es la esposa del saliente intendente de Moreno, Andrés Arregui.

Primero se la mencionó para ser la reemplazante de Julián Domínguez en el Ministerio de Agricultura. Luego se dijo que sería la nueva titular del INTA. Pero lo cierto es que la posibilidad más concreta que se maneja por estas horas es que desembarque al frente del Ministerio de Asuntos Agrarios de la provincia de Buenos Aires.

Se trata de Carla Campos Bilbao, una ingeniera agrónoma de 44 años que ocupa actualmente el cargo de secretaria de Desarrollo Rural y Agricultura Familiar en la cartera del campo, un área que maneja cuantiosos fondos que se destinan principalmente a subsidios en diversos municipios del conurbano bonaerense.

De estrecha relación y línea directa con la presidenta Cristina Kirchner, Campos Bilbao es la esposa del saliente intendente de Moreno y diputado nacional electo por la provincia de Buenos Aires, Andrés Arregui, un ahijado político del ultra-kirchnerista y su antecesor, Mariano West.

“Las aspiraciones de Carla hoy por hoy están abocadas a la gestión; por eso decidió no postularse en ningún cargo en las últimas elecciones”, confiaron a La Política Online fuentes cercanas a la funcionaria, ratificando así la posibilidad de que reemplace a Ariel Franetovich en Asuntos Agrarios.

data imagen

Daniel Scioli junto a Carla Campos Bilbao en Escobar durante la Fiesta Nacional de la Flor

De hecho, el propio Franetovich hace unos 20 días atrás mencionó públicamente que si por él fuera, “nombraría a Campos Bilbao para que ocupe mi lugar”. El gobernador Daniel Scioli tomó nota y, con el visto bueno de Cristina, estaría todo acordado para que asuma el próximo 10 de diciembre en dicho cargo.

“Cristina valora enormemente que Carla esté encolumnada en el proyecto kirchnerista de la forma más pura. Por eso, y además por su condición de mujer, ella misma es la gestora de que ascienda en el mundo de la política”, agregaron las fuentes consultadas.

Su experiencia en lo que se refiere a la agricultura periurbana y su relación amorosa con Arregui prácticamente le garantiza a Campos Bilbao un buen trato con los intendentes del conurbano bonaerense. Sin embargo, en el mundo del agro es necesario trascender Buenos Aires y sus alrededores y meterse de lleno en el corazón rural de la provincia.

En este sentido, el primer problema que deberá afrontar en caso de que asuma el cargo son los reclamos de los productores de trigo que vienen atravesando serias dificultades para comercializar el cereal a partir de las sucesivas intervenciones por parte del Gobierno nacional en el mercado.

Y este dato no es menor: Buenos Aires es la principal provincia triguera del país (produce alrededor del 70% de la cosecha nacional), y el problema comercial existente, lejos de solucionarse, viene empeorando año tras año sin una solución política a la vista.

Además, la provincia es un territorio con zonas ganaderas y lecheras, dos sectores fuertemente castigados por las políticas kirchneristas, y cuyos productores todavía tienen una valoración negativa del Gobierno por los problemas que tienen su origen en la intervención oficial.

Antecedentes

Campos Bilbao fue coordinadora general de programas agropecuarios y agroindustriales del INTA, hasta que en 2008 comenzó a escalar posiciones tras ser llamada por el ex secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, para que ocupe el cargo de subsecretaria de Producción Agropecuaria y Forestal de la ex Secretaría.

Luego, en septiembre de 2009, cuando Néstor Kirchner decide crear el Ministerio de Agricultura, Julián Domínguez la nombró secretaria de Agricultura Familiar, componiendo la pata femenina de la cartera del agro junto a su amiga personal y secretaria de Asuntos Institucionales, Andrea García.

También, a partir del año pasado Campos Bilbao se metió en el armado político de la Corriente Agraria Nacional y Popular (CANPO), cuya coordinación está en manos de Guillermo Martini, subsecretario de Agricultura Familiar del Ministerio de Agricultura.

El pase de Campos Bilbao a Asuntos Agrarios sería entonces su primer cargo político de relevancia en un territorio que conoce bien como el bonaerense, aunque deberá lidiar también con algunos de los intendentes de las principales regiones productivas de la provincia (que no son del todo afines al kirchnerismo).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *