28 de octubre de 2011 12:54 PM
Imprimir

El changarín confirmó que fue engañado para desviar subsidios de la ex ONCCA

El changarín marplatense Benjamín Tapia, que logró una inesperada fama cuando en setiembre de 2009 la disuelta ONCCA le pagó un subsidio trucho a los feed lots de casi 1 millón de pesos, declaró ayer por primera vez ante el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi y el fiscal Carlos Cearras.

No se movió un milímetro de la versión inicial que publicó Clarín : dijo que, junto a varias otras personas, habilitó una cuenta en el Banco Nación porque le habían prometido una ayuda por estar sin empleo .

El 2 de setiembre de 2009, desde el organismo que por entonces respondía a Ricardo Echegaray (uno de sus delfines, Emilio Eyras, era presidente formal y firmaba las resoluciones), se transfirieron 964.276 pesos a nombre de Tapia . El supuesto subsidio había sido adjudicado por Resolución 6846/09, del 11 de agosto. Tapia había sido anotado como monotributista en la AFIP Mar del Plata el 1 de julio. Días antes, con la promesa de una ayuda de 500 pesos, se le habilitó la cuenta en el Banco Nación.

Ayer, en su declaración ante el juez que investiga esa y otras irregularidades cometidas en la ONCCA, el humilde changarín ratificó que quien lo llevó a hacer esos trámites y quien se quedó con el millonario subsidios tras pagarle apenas 1.000 pesos fue Ignacio “Nacho” Sosa, un custodio a quien conocía del puerto marplatense y porque era el padre de la pareja de una de sus hijas.

Según declaró a Clarín el empresario Daniel Tunoni, amigo personal de Sosa, su participación en la maniobra se limitó a trasladar a la gente y el dinero . Tunoni sindicó como autores intelectuales del desfalco al ex director de Compensaciones de la ONCCA, Sergio Paleo, y al falso abogado Fernando Villaverde, quien fue compañero de estudios de Echegaray y su mano derecha en la ONCCA y la AFIP. Sosa está citado a declarar en los próximos días.

Tapia confirmó que cuando lo trasladaron a abrir la cuenta al Banco Nación “había otra gente” a la que le habían prometido un pequeño subsidio. En rigor, Maximiliano Rubén Ibarra, por resolución 7252 debía cobrar 1.271.522 pesos. Y Mirta Gladis Albarracín había obtenido 729.065 pesos por Resolución 7490. En estos casos, sin embargo, la ONCCA detuvo los pagos luego de que Clarín hiciera públicas las irregularidades .

La existencia de otros indigentes a los que se le inventaron feed lots falsos para desviar millonarios subsidios estatales fue confirmada a este diario por una fuente reservada: Norma Sotto de Coria (CUIT 27127824873), César Esteban Espínola (20924530899), Eduardo Coria (20117936555), Miryam Liliana Vergara (27274787959) y Norma Susana Del Río (20335187556) serían algunos de ellos.

Tapia tuvo la mala fortuna de que el pago ilegal a su nombre salió primero que el resto. Su feed lot (según el expediente generado en la ONCCA) llegó a engordar 4.717 vacunos que nunca existieron

Paso a paso

Al changarín Benjamín Tapia y varias personas humildes le ofrecieron en 2009 un subsidio al desempleo. Pero utilizaron sus datos para desviar pagos de la ex ONCCA a falsos feed lots.

– A Tapia le llegaron a depositar cerca de 1 millón de pesos, que un custodio se llevó luego de pagarle 1.000 pesos. Pero la ONCCA luego derogó ese pago y le reclamó la devolución de todo el dinero.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *