29 de diciembre de 2009 15:17 PM
Imprimir

CRA pidió eliminar el peso mínimo de faena

Frente a la crisis de los productores de cría.       (Ante el fin de la vigencia de la resolución que establece un peso mínimo de 260 kilogramos para animales con destino a faena, Confederaciones Rurales Argentina pidió que no se continúe con su aplicación)

Desde Confederaciones Rurales Argentinas se pidió al gobierno nacional que aprovechando la culminación de la vigencia de la resolución 437/2009 – que establece un peso mínimo de faena de 260 kilogramos para animales bovinos con destino al consumo – "se deje sin efecto dicha normativa que atenta contra el normal funcionamiento de los mercados de ganados y carnes". Según el presidente de la entidad, Mario Llambías, "la gravísima situación financiera y económica de los productores de cría pone en duda la viabilidad futura de la ganadería y de miles de familias y de pueblos del interior del país por lo que resultaría un gesto inteligente por parte de los funcionarios con capacidad de decisión eliminar esta resolución que afecta directamente la economía de los productores primarios".Adjuntamos carta enviada al Ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos, Julián DomínguezBuenos Aires,29 de diciembre de 2009

Sr.

Ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos
Julián Domínguez

De nuestra mayor consideración:

Nos dirigimos a usted a fin de que considere dejar sin efecto las limitaciones al peso de faena de hacienda bovina, que con distintas variantes subsiste desde noviembre de 2005.

Aprovechando la culminación de la vigencia de la resolución – que establece un peso mínimo de faena de 260 kilogramos para animales bovinos con destino al consumo – y considerando la especial situación por la que están atravesando los criadores bovinos,  sugerimos que se elimine dicha normativa que atenta contra el normal funcionamiento de los mercados de ganados y carnes.

Como usted sabrá la situación de extrema gravedad climática que azota a todas las zonas de cría del país obliga a pensar en estrategias productivas de emergencia que condigan con la realidad citada por lo que consideramos indispensable no solo pensar en la presente zafra de terneros sino también en la preñez que habremos de perder como consecuencia de la resolución vigente.

Como no escapa a su conocimiento, la situación financiera y económica de los productores de cría pone en duda la viabilidad futura de la ganadería y de miles de familias y de pueblos del interior del país.

Consideramos que un aumento sostenido en el tiempo del peso de faena es una consecuencia de una política de ganados y carnes, que aliente a la producción, permita  un abastecimiento fluido del consumo interno y nos permita mantener y ganar mercados en el mundo, en un marco de reglas estables que le dé previsibilidad y rentabilidad al empresario ganadero.

Sin otro particular saludamos a Usted muy atentamente.                                                                            Mario Llambías

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *