29 de octubre de 2011 11:22 AM
Imprimir

Crecen un 35% las exportaciones de peras y manzanas

La expansión combinó mayores volúmenes con mejores precios.

Con la campaña de ultramar finalizada y con algo de fruta para Brasil y mercado interno en las cámaras, el Senasa difundió los resultados de las declaraciones de las exportaciones frutícolas para los primeros 9 meses del año. Aunque los empresarios sostienen que la temporada en curso fue muy mala, esos resultados no aparecen en los números del comercio exterior. Los datos oficiales para los primeros 9 meses del año, comparando con igual período de 2010, indican un crecimiento de las exportaciones de frutas de pepita del 23% en volumen y del 10% en precios. Sumados ambos factores redundaron en un aumento de la facturación por ventas al exterior del 35%.

Matices

De todas maneras, la información debe ser matizada por dos razones. La primera es que el aumento del volumen responde en buena medida, y como se señaló en estas páginas en meses anteriores, a que la comparación se realiza contra un año de mala cosecha, como lo fue la campaña 2009/2010, lo que explica los notables aumentos en los volúmenes exportados: claramente el Alto Valle no se encuentra ante una explosión de productividad. Luego, los aumentos de precios en dólares en destino están por debajo de las subas de costos en divisas. A juicio de los exportadores, esto se traduce en resultados de quebranto. Dado el sistema de comercialización al interior del circuito, este quebranto, que afectará a toda la cadena, impactará más sobre el eslabón más débil, los menguados productores independientes. Más allá de los ímpetus que demuestra en materia de gestión policial el gobernador electo de Río Negro, es probable que llegado diciembre recomiencen los conflictos intrasectoriales.

Ultramar y Brasil

En peras se exportaron 459.000 toneladas a un precio promedio declarado de 87 centavos de dólar el kilo. Ello significó ingresos por prácticamente 400 millones de dólares. Debe recordarse que Argentina, en rigor el Alto Valle, es el primer exportador mundial de esta especie. Se trata de aumentos de ventas del 19% en volumen, 12% en precios y 34% en divisas ingresadas. En materia de destinos no hubo novedades. El primero, cómodo, fue Brasil, con 132,4 mil toneladas y 116,7 millones de dólares. El segundo Rusia; con 109,4 mil toneladas y 92,6 millones de dólares. Italia, Holanda y Estados Unidos se ubicaron en los lugares siguientes. Como dato de color llama la atención el retroceso de Bélgica, lo que en realidad respondió al cambio de estrategia comercial de la principal exportadora regional.

En manzanas, el otrora, allá lejos y hace tiempo, producto estrella de la región, las ventas sumaron 206,6 mil toneladas por 167,3 millones de dólares declarados, un valor promedio de 81 centavos de dólar el kilo. Se trata de un crecimiento del 31% en volumen, 5% en precios y 37% en divisas. El principal destino fue Rusia, con 58,6 mil toneladas y 46,3 millones de dólares ingresados, seguido de Brasil, hacia donde se enviaron 48,8 mil toneladas por 41 millones de dólares. Si se miran los precios declarados a estos dos destinos el promedio ruso fue de 79 centavos el kilo y el brasileño de 84,1 centavos, un indicativo indirecto de las calidades enviadas. Como dato anecdótico, los precios más altos se declararon hacia Bélgica, 1,15 dólares el kilo y Francia, 1,09 dólares el kilo, aunque en ambos casos las ventas fueron escasas y, en el primero de los casos, al igual que en peras, se encuentran en retroceso.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *