30 de octubre de 2011 12:01 PM
Imprimir

Preparan el sexto embarque de Holando a China

URUGUAY : Llevan vendidas más de 20.300 cabezas lecheras.

El ganado Holando nacido y criado en Uruguay sigue acaparando la demanda de los tambos chinos en base a su buena producción y adaptabilidad.

En pocos días, la empresa Urchitano Negocios Rurales encerrará en la concentración más de 4.500 terneras de entre 8 y 15 meses que conformarán la carga del sexto embarque hacia China y la firma ya está comprando animales para llenar el séptimo barco. “Se están terminando los análisis en la Dilave `Miguel C. Rubino`. Ya llevamos 4.500 análisis y quedarán unos 1.000 animales para revisar. Por ahora venimos muy bien”, aseguró a El País Ruben Urchitano, principal de la empresa.

El sexto embarque partirá con los ganados uruguayos hacia China entre el 10 y el 12 de diciembre y el séptimo envío está planificado para abril de 2012, confirmó la empresa. Los ganados se compran al contado y se levantan de los establecimientos en forma inmediata.

Las primeras terneras que se colocaron en China están produciendo muy bien y se adaptaron en forma sorprendente. Estos hechos, además de una buena sanidad, los precios y una relación de confianza con los exportadores, hace que los compradores chinos miren cada vez más al Uruguay.

Desde 2009 la empresa lleva colocados 20.300 terneras Holando que pasaron a engrosar la producción en los tambos chinos, fomentando la cría de la raza y asegurándole un mercado a los productores locales.

China precisa más leche de la mano de una demanda que no para de crecer, al mejorar el poder adquisitivo de la población y eso obliga a los tambos a crecer. Cuando antes compraban más ganados en Australia, hoy miran más hacia Uruguay.

La combinación de una genética de elite, a la par de la que utilizan los establecimientos de Canadá y Estados Unidos, con una sanidad acorde, impulsan la demanda no sólo desde China, sino también desde otros destinos no tan tradicionales para los ganados lecheros nacidos y criados en Uruguay. El otro punto fuerte es la existencia de registros productivos que garantizan que esas futuras vacas darán mucha leche.            El País

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *