31 de octubre de 2011 12:37 PM
Imprimir

El cordero, un plato cada vez más caro

A la olla, a la parrilla, al asador, al disco. El cordero es un plato que no falta en los hogares patagónicos y no son pocos los que esperan el mes de octubre para poder degustarlo fresco. Pero es tan rico, como caro.

En Comodoro, llegó a costar más de 70 pesos el kilo, aunque hubo carnicerías donde el congelado podía conseguirse por 46 pesos e incluso por algo menos. Un informe de la Dra. Pilar Teresa García, del Instituto de Tecnología de Alimentos (INTA) Castelar, da cuentas de que el cordero patagónico tiene un sinfín de propiedades nutricionales benéficas.

“El cordero posee una carne de excelente calidad, con características que la hacen más magra, tiene un menor aporte de grasa saturada y de colesterol”, señala.
El informe de la especialista destaca además la terneza y jugosidad de esta carne, poseedor de únicos sabores y aromas, asociados a las diferentes pasturas, lo que hacen de la carne del cordero patagónico un verdadero deleite.
Y los patagónicos pueden dar fe del manjar que resulta un cordero al asador, por ejemplo, pero quienes deseen comer uno en esta fecha deberán tener en cuenta que para prender las brasas primero habrá que desembolsar una considerable suma de dinero.
Peso a peso

Una recorrida por diferentes carnicerías permitió determinar que no es tarea sencilla dar con cordero fresco. Sin embargo, no es una misión imposible. En km. 8, por ejemplo, Carnes Raúl tiene unos lindos ejemplares que trae desde la zona de Camarones y Península Valdés. Según Rodolfo, el carnicero del lugar, los primeros se vendieron a 71 pesos el kilo, pero una semana después del pasado día de la madre, ya se podía comprar a 61,50 pesos. “Este es cordero bueno, hay corderos más baratos pero son flacos, o congelados, que también entra mucho en Comodoro pero nosotros vendemos fresco”, explicó el entendido.
Pero el precio no fue mella para que las costillitas de ese animal tan noble no terminaran en la cacerola o en la parrilla. De acuerdo a lo que comentó Rodolfo, “se vendieron muy bien; pasa que para el día de la madre todos queremos comprarle un cordero. Los que vendimos pesaban entre 7,5 Kg. y 9 Kg.”, señaló. “La gente no deja de comer carne, es un mal necesario y se vende igual pero no es que lo aumenta uno en la carnicería, el que nos vende ya viene con aumento y cuando uno lo puede bajar lo baja. Esperamos que siga bajando, depende de la cantidad que haya pero para las fiestas creo que se va a mantener”, agregó el carnicero.
Paladares exigentes

Desde Carnicería Alvear, en tanto, Nelson mencionó que no cuenta aún con cordero fresco pero que en las heladeras disponen de congelado. “Fresco no es traído todavía porque es muy caro. Yo calculo que cuando empiece a bajar un poco más el precio sí lo vamos a traer de Costa o de Trelew”, aseguró.
De acuerdo a lo que explicó el joven, el cordero que les ofrecían para el tercer fin de semana de este mes estaba valuado en 49,50 más IVA, por lo que decidieron vender el congelado que en mostrador se vendió a 46 pesos el kilo, aunque el carnicero admitió que a la hora de comprar, los clientes buscaban cordero fresco.
Desde Frigorífico Hermoso, por su parte, Gabriel Hermoso mencionó que por el momento no tienen cordero fresco en disponibilidad y que esperan que la situación se normalice alrededor del 15 de noviembre. En la cadena de carnicerías de esta línea, el cordero tuvo un precio de 37 pesos más IVA.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *