31 de octubre de 2011 18:59 PM
Imprimir

Cabrito del Maiten, Importante Plaga del Avellano Europeo y del Coigue

CHILE : Ahora que el avellano se ha expandido de manera importante y cada día aumenta la cantidad de hectáreas plantadas en zonas diversas del país, donde existen realidades entomológicas distintas, el productor se da cuenta que debe agregar a sus costos el control de los insectos, y entender cómo están interactuando con su especie vegetal.

Medio centenar de productores participó del curso “Estrategias de control de plagas subterráneas en avellano europeo”, convocado por el Centro Regional Carillanca. La actividad forma parte del proyecto sobre manejo integrado de plagas que ejecuta esta entidad en La Araucanía, a través de su Plataforma Frutos del Sur, con financiamiento de Innova CORFO y el apoyo de las empresa BASF, Biogram, Dupont y Natural Chile.

El objetivo del programa es incorporar nuevas tecnologías para el Manejo Integrado de Plagas subterráneas del avellano europeo, como estrategia productiva de los agricultores, que permita mejorar la productividad y rentabilidad del cultivo en la zona sur de Chile. Este manejo se orienta al control de burrito o cabrito del maitén, lo cual redundará en un aumento de la productividad de los huertos y menor pérdida de plantas por daño de la plaga. Asimismo, se espera lograr una mayor longevidad de los huertos y rentabilidad del negocio.

Pedro Casals, profesor titular de entomología de la Facultad de Agronomía en la Universidad de Concepción, estuvo a cargo del tema alternativas y estrategias de control químico de plagas subterráneas en avellano europeo; mientras que Claudio Betanzo, profesional de BASF Chile, abordó aspectos de uso del insecticida Imidan 70 WP para el control de adulto del cabrito del maitén.

Cabrito del Maitén

Según Casals, el cultivo del avellano europeo en Chile tiene nuevas exigencias. “Creo que este tipo de programas, como los que ejecuta INIA son muy importantes, pues los agricultores pueden tomar conciencia sobre los insectos que están afectando su producción. Hace 6 años se decía que el cultivo no tenía plagas, a lo más era el pulgón y con un par de aplicaciones se quedaban tranquilos. Ahora que el avellano se ha expandido de manera importante y cada día aumenta la cantidad de hectáreas plantadas en zonas diversas del país, donde existen realidades entomológicas distintas, el productor se da cuenta que debe agregar a sus costos el control de los insectos, y entender cómo están interactuando con su especie vegetal”, explica.

En este sentido, el especialista recomienda leer mucho, pues todo lo que llegue a las manos de un productor relacionado con avellano europeo será sumar conocimiento y experiencia. “Hoy no se puede pensar en áreas limitadas, ya que todo está interrelacionado. No podemos separar enfermedades de plagas, menos cuando las plagas también se asocian al suelo, al riego, a la variedad o los estados fenológicos. Por eso, este tipo de instancias de taller es tan importante. Existen particularidades biológicas necesarias de conocer, por lo tanto, el agricultor debe informarse. En el intercambio de información está la clave, como también en la asesoría de personas que sepan lo que están recomendando”, acotó.

Al igual que el ser humano, el burrito del maitén pasa por etapas inmaduras y maduras. Es en la primera de ellas donde causa mucho daño, es decir, en estado de larva, cuestión que debe preocupar al agricultor. “De adulto su interés es reproducirse y mantener la supervivencia de la especie. El burrito, asegura la continuidad de su descendencia”, dijo.

Opiniones

Para los asistentes al taller, los temas analizados fueron de mucha utilidad. Sobre todo, la instancia de ronda de preguntas donde pudieron aclarar aspectos técnicos. “Creo que esta actividad estuvo bien enfocada, sobre todo en el ámbito técnico donde los agricultores desconocen cómo controlar determinadas plagas. Nosotros como empresa estamos produciendo insumos biotecnológicos de acuerdo a las exigencias mundiales, es decir, productos más amigables con el medio ambiente. Nos asociamos a este proyecto porque el burrito es un tema gigante que debe analizarse en un contexto de control integrado de plagas”, señaló Diana Pizarro, Ing. Agrónomo de Biogram.

Por su parte, Freddy Pérez, administrador de Agrícola La Hacienda, ubicado en la comuna de Freire, valoró los tópicos analizados. “El burrito o cabrito es un tremendo problema y este taller fue de mucha utilidad. Nosotros tenemos 400 hectáreas plantadas y el cabrito del maitén ha sido un tema. Hemos atacado de diversas formas: recolección manual, nematizicida y toda la artillería, pero nuestro asesor nos dice que tenemos que convivir con este bicho, que es un verdadero tanque. Partimos el año 2006 con el avellano, nuestras producciones nos tienen contentos, pero como en todo negocio nuevo hemos sufrido algunos porrazos y cometido errores. Por eso creo que el proyecto que lleva a cabo INIA y las distintas actividades de taller son herramientas vitales para seguir avanzando”, comentó.

Cabe señalar que el Centro Regional INIA Carillanca conciente de este problema, tiene contemplado ejecutar una importante línea de investigación en este tópico, con el objeto de desarrollar nuevas tecnologías y más efectivas para el manejo integrado de esta plaga endémica, la cual ataca a diversas especies frutales de interés para el Sur de Chile.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *