1 de noviembre de 2011 10:47 AM
Imprimir

La exportación de cereales, llena de caras nuevas de la mano de Moreno

Se están dando permisos de venta al exterior a firmas que no están habilitadas para hacerlo.

El arrayán SA es una firma marplatense dedicada desde hace una década a la importación y venta mayorista de juguetes . En febrero pasado, sin embargo, declaró ante la AFIP que iba a extenderse también a la exportación de cereales y oleaginosas . Cuando Clarín consultó a uno de sus directivos, José Peralta, por tan llamativa ampliación de sus negocios, la única respuesta fue la amenaza de una demanda.

El de la juguetería que se transformó en cerealera es uno de los tantos casos curiosos que se producen desde que el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, es el responsable directo de la distribución de permisos de exportación (los ROE Verde) para mercaderías agropecuarias valuadas en unos 30.000 millones de dólares anuales. Ahora mediante la UCESCI, antes desde la disuelta ONCCA, Moreno regula a su antojo un negocio en el que tradicionalmente tallaron empresas multinacionales con enormes silos y puertos propios, como Cargill, Bunge y Dreyfus . Ahora, y cada vez más, esos operadores tradicionales conviven con algunas caras extrañas.

“El Arrayán SA” hizo todo por derecha: logró inscribirse ante la AFIP y la ONCCA y acaba de recibir de Comercio Interior los ROE Verde necesarios para exportar 4.000 toneladas de soja, el equivalente a unos 140 camiones, un negocio de casi 2 millones de dólares . No obstante, de una comparación entre diversas bases de datos oficiales surgen otros casos llamativos que no cuajan con las normas. Para empezar, porque se están entregando permisos de embarque a empresas que ni siquiera están habilitadas como exportadoras .

Según datos del Ministerio de Agricultura, “Agropecuaria Campos Nuevos”, por ejemplo, recibió permisos para exportar 3.250 toneladas de trigo durante el primer semestre de 2011. El problema es que en el sector nadie la conoce ni tampoco figura en la Inspección General de Justicia, la AFIP o la ex ONCCA, que bajo la órbita del ministro Julián Domínguez continúa a cargo de extender matrículas habilitantes a los operadores .

Otros casos extraños: “Beate Verónica Holter” recibió ROE por 2.643 toneladas de soja, aunque no hay rastros que puedan confirmar su existencia. Y lo mismo sucede con una firma llamada “Colonización Transformación Agraria”, que logró ROE por 3.065 toneladas de soja; o con “Los Pempas”, que pudo exportar 13.061 toneladas de maíz. Otra inhallable empresa denominada “AXA” pudo colocar 5.400 toneladas de cebada.

En la estadística de Agricultura aparece una firma llamada “UGA SA” que tampoco contaría con matrícula. Se le habilitaron ROE para exportar 575 toneladas de trigo, los más cotizados de todos.

Las curiosidades saltan la frontera , pues en las planillas oficiales de exportación de granos figuran además empresas con sede en Paraguay, como Salto Aguaray, Trociuk y Jubay, que no aparecen en los registros obligatorios de la ONCCA. Mal podrían, entonces, recibir los permisos de exportación.

Imposible cotejar cada caso con la UCESCI (Unidad de Coordinación de Subsidios al Comercio Interior), un organismo prácticamente virtual instalado en la sede de Comercio Interior, muy cerca del despacho de Moreno. La oficina, a cargo formalmente de Lisandro Tanzi, no publica datos sobre a quiénes y cuántos permisos otorga . Los nombres de los beneficiados con ROE Verde permanecen 24 horas en el sitio web de la ex ONCCA. Y peor es lo que sucede con las exportaciones de carne, pues desde 2008 Moreno oculta la lista de frigoríficos beneficiados con sus permisos .

Aunque los volúmenes asignados a estas firmas raras son ínfimos respecto de los volúmenes totales que mueve el sector, en las cerealeras tradicionales siguen con atención esta situación. Tienen muy fresco el caso de SIPEA, una joven firma que recibió de la ONCCA en 2008 permisos para exportar 100.000 toneladas de trigo cuando el resto del sector se quedaba con las manos vacías . Aquella vez, el ex titular del organismo, Ricardo Echegaray, se vio obligado a echar a Patricio Duhalde, su coordinador de Comercio, y se habilitó una causa a cargo del juez en lo Penal Económico, Ezequiel Berón de Astrada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *