29 de diciembre de 2009 21:55 PM
Imprimir

En Uruguay  Ganadería + Agricultura

El mantenimiento de una buena rentabilidad relativa en la actividad agrícola, hace presagiar en lo inmediato la continuidad de una expansión gradual, firme, e inexorable de la superficie con ese destino.

La soja y el trigo harán punta, pero también habrá espacio para el maíz y el sorgo en sistemas que deberán privilegiar la sustentabilidad agroeconómica. Serán hectáreas físicas, de las mejores, que la ganadería de invernada, seguirá perdiendo en el proceso. Los sistemas ganaderos tradicionales están jaqueados. Sin embargo esta situación objetiva de amenaza, puede transformarse en una oportunidad extraordinaria para mejorar la eficiencia productiva e ir hacia una integración cada vez mayor de toda la cadena cárnica. La mayor fortaleza de este nuevo escenario que se proyecta, está ligada a los precios. En la medida que la agricultura se siga expandiendo, todo apunta a que los precios internos deberían alinearse con los de la paridad de exportación. No habrá excusas entonces para asumir este nuevo desafío de seguir creciendo. Alineados con esa idea general y atentos a una problemática que se agudiza, es que desde hace un tiempo el Grupo Tacuarembó Marfrig está trabajando en "un programa de fomento ganadero basado en el asesoramiento técnico sistemático, el monitoreo y el procesamiento de datos de gestión de 30 empresas ganaderas". En ese marco el pasado martes 24 de noviembre en el Sheraton de Montevideo, el Grupo Tacuarembó-Marfrig, expuso a través del Ing. Agr. Alvaro Simeone, coordinador técnico del Programa Impulso Agropecuario, los resultados obtenidos de los cierres de gestión del ejercicio 08-09 de un grupo de ganaderos con los que se está desarrollando un plan piloto. Extractamos a continuación los aspectos más destacables de la exposición junto a sus conclusiones finales. Entre otras cosas se está intentando "identificar un camino tecnológico en esas empresas para mejorar el resultado económico de la actividad ganadera, tratando de establecer las relaciones cuantitativas entre indicadores de productividad y de resultado económico". "La particularidad que adquiere el Plan Piloto del Impulso Agropecuario como elemento distintivo se basa en tres pilares: a) un importante trabajo de fomento ganadero en predios de ganadería extensiva con baja adopción tecnológica sin asistencia técnica sistemática, b) un trabajo de registración con predios que en su mayoría no tenían antecedentes de cierre de carpetas ni ningún tipo de mecanismo de evaluación de su resultado físico y/o económico, y c) una importante dispersión que cubre diferentes áreas de ganadería extensiva del territorio nacional". Caracterización de la población en estudio. Según orientación productiva, del total de empresas analizadas un 56% son empresas de ciclo completo, un 26% son empresas criadoras y un 22% son empresas invernadoras, mientras que en lo que respecta al tipo de suelos, en términos generales el 61% de las empresas se encuentran ubicadas sobre suelos de basalto, y el resto de ellas sobre suelos de tipo arenosos. Un resumen de los recursos utilizados en el proceso de producción se presenta en el Cuadro 1. En lo que respecta al uso de suplementación, se observa que existe un importante uso de suplementos concentrados, dado fundamentalmente por el perfil de las propuestas de producción implementadas durante el ejercicio en cuestión, debido a la apoyatura a la producción dada por el Plan Piloto del Impulso Agropecuario. En ese sentido cabe mencionar que el enfoque técnico de este programa de fomento ganadero está basado, entre otras técnicas, en la promoción del uso de la suplementación con grano húmedo de sorgo, producto de la concepción del potencial de la alianza entre la ganadería y la agricultura en zonas tradicionalmente concebidas como de ganadería extensiva." Una de las principales conclusiones, puede resultar una obviedad, sin embargo resulta muy interesante, la cuantificación de los efectos. Para dotaciones similares, a mayor cantidad de mejoramientos (praderas y verdeos), junto a un mayor consumo de concentrado (sorgo grano húmedo) se registró una mayor producción física. A precios actuales, de productos y de insumos, se identificó una importante correlación positiva, entre producción por há y margen bruto de ganancia. El 70 % de la mejora en el resultado económico, estaría explicada por aumentos en la producción física y paralelamente los aumentos en la productividad estarían explicados principalmente a través de una mejora en la ganancia individual y en menor medida por un aumento en la carga animal. "Probablemente la clave para el aumento en la productividad y el resultado económico pueda estar dada por un uso eficiente del forraje generado por el área reducida de pasturas sembradas, para lo cual el manejo con altas cargas en esa área con apoyo de suplementación energética es un factor fundamental sobre el cual se ha generado información a nivel nacional que permite encontrar respuesta económica en un amplio escenario de precios de granos y carne (Simeone, Beretta y Elizalde, 2008)." "Consideraciones finales • El resultado del procesamiento de datos de 23 empresas integrantes del Plan Piloto del Impulso Agropecuario, que lleva adelante el Grupo Tacuarembó Marfrig, señala que en promedio las mismas produjeron 111 Kg/ha de carne equivalente, obteniendo un resultado económico de 79 U$S/ha, expresado en términos de Margen Bruto. Cuando se analiza específicamente la ganadería vacuna estos valores son 92 kg/ha y 73 U$S/há de productividad y margen bruto respectivamente. • Para el ejercicio 08-09 el resultado económico de la ganadería obtenido por las empresas del Plan Piloto del Impulso Agropecuario, parecería estar fuertemente asociado a la productividad. • Tanto la carga animal como por la performance individual afectaron la productividad durante el ejercicio 08-09, sin embargo la performance individual parecería ser la variable de mayor importancia. Esto podría ser un elemento de gran significancia a la hora de elegir alternativas tecnológicas para el incremento en la productividad. • Las empresas de mejor resultado económico se caracterizaron por tener mayor área de pasturas sembradas y mayor suplementación. Esto posibilitó que obtuvieran el doble de performance individual, para un mismo nivel de carga, que aquellas empresas de menor resultado económico. Esta diferencia en performance individual permitió que la productividad de las empresas de mejor resultado económico fuera 80% superior. • El uso de suplementación con concentrados en sistemas ganaderos extensivos podría jugar un doble rol para el aumento en la productividad: a) por un lado su uso en animales en engorde sobre un área reducida del establecimiento, manejados con altas cargas, permitiría usar eficientemente el forraje de calidad y mantener altas tasas de ganancia en una categoría de altas exigencias nutricionales, y b) por otro lado la suplementación con concentrados energético-proteicos a animales de recría pastoreando campo natural podría ser una estrategia eficaz para minimizar pérdidas invernales. El uso combinado de estas estrategias parecería constituir un camino tecnológico de alto impacto para mejorar el resultado económico en empresas ganaderas extensivas. • La decisión del énfasis relativo de las diferentes alternativas tecnológicas en la planificación productiva a nivel predial debe ser producto del examen detenido de la realidad predial, del tipo de empresa y de los recursos disponibles. El intercambio de ideas permanente entre el productor y el técnico asesor, con el formato utilizado en el Programa Piloto del Impulso Agropecuario, constituyen una poderosa herramienta para alcanzar los objetivos establecidos en cada caso." En este punto de la presentación de Marfrig, hicimos algunas preguntas al expositor, Álvaro Simeone, buscando profundizar en algunos aspectos de interés. –Dentro de las herramientas de costo cero y de alto impacto en el resultado físico y económico de las empresas ganaderas, están los aspectos genéticos, particularmente la hibridación en vacunos y ovinos. Hasta ahora en el programa es un aspecto que no ha sido incluido. Pensando en el futuro próximo ¿no consideran relevante empezar a cuantificar el impacto del uso de los cruzamientos? –Sin duda el uso del recurso genético es un factor fundamental. en esa área existirían dos temas para profundizar: a) el uso de cruzamientos, en particular el potencial de producción asociado a hembras cruza para aprovechar la heterosis maternal, además de la individual y b) el uso de biotipos en esos cruzamientos que permitan potenciar la herramienta de los cruzamientos. en ese sentido cierto nivel de inclusión de razas índicas podría constituir una alternativa interesante, particularmente para rodeos de cría de la zona norte del país. en nuestro proyecto impulso agropecuario, no hemos podido realizar una caracterización precisa del recurso genético usado en cada predio como para incluirlo en el análisis de los datos, pero sin duda, desde el punto de vista técnico pensamos que modificar la forma en que se usa el recurso genético en las empresas ganaderas en uruguay podría tener un impacto importante en el resultado de las empresas ganaderas. –En una lectura probablemente superficial de los resultados, a mayor cantidad de ovinos cae la rentabilidad: ¿esto no es contradictorio con los resultados obtenidos en trabajos de investigación del SUL? –Como usted comenta, del procesamiento de datos de empresas ganaderas del impulso agropecuario, surge que los predios de mayor resultado económico estaban asociados a una menor relación lanar/vacuno. Estos datos son coincidentes con los generados en torno al proyecto Giprocar de ciclo completo en predios de cristalino. Ahora bien, eso esta referido a "una determinada forma de producción de carne y lana de esos predios", que podrían estar por debajo del potencial en relación a los datos generados por la investigación. Si existen alternativas tecnológicas para la producción ovina que aumentan el resultado físico y económico de ese rubro –como lo demuestran los resultados experimentales de los centros de investigación como el SUL y la facultad de agronomía– quizás el desafío pueda estar dado por buscar las formas para que los productores apliquen esas tecnologías a nivel predial. Eso podría aumentar el resultado del rubro ovino y por lo tanto de la empresa en general, lo cual constituyen muy buenas noticias. Quisiera destacar que, desde nuestra óptica, lo importante es mejorar el resultado económico de las empresas ganaderas ya sea aumentando la producción del rubro vacuno, ovino, o eventualmente de otros rubros como semilla fina, agricultura, etc. Probablemente lo más difícil sea analizar cuáles son las tecnologías dentro de cada rubro que se adaptan más a cada predio. En resumen nuestra lógica de razonamiento no es "defender rubros", sino buscar sistemas de producción rentables que hagan un buen uso de los recursos naturales disponibles desde el punto de vista ambiental. –En el análisis de la información presentada, los sistemas más invernadores son claramente más rentables que los criadores. Si esta relación de precios se mantiene, más gente se volcará a la invernada en desmedro de la cría, afectando el número de nacimientos, cosa que al país no le sirve. Para amortiguar eso, no están pensando en promover acuerdos comerciales entre criadores e invernadores? –Los acuerdos entre criadores e invernadores podrían ser una herramienta importante para mejorar la eficiencia de todo el proceso, pero en realidad, desde nuestro enfoque, el valor de transacción entre ambos sistemas debería reflejar necesariamente el precio de mercado. La ventaja asociada a posibles acuerdos entre criadores e invernadores podría estar dada, por ejemplo, por establecer parámetros de calidad de los terneros (mochos, castrados, cruzas, que saben comer ración, mansos, con cumplimiento de fechas dentro de un programa de entregas, etc.), lo que estaría bonificado en el precio ya que al invernador esos atributos de "calidad" del ternero le sirven económicamente. Quizás parte de nuestro rol como investigadores sea cuantificar ese beneficio para estimular ese tipo de acuerdos, que terminarían por mejorar toda la cadena. Hay que trabajar en ese sentido y en eso estamos.  

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *