29 de diciembre de 2009 22:12 PM
Imprimir

Indicadores Bovinos en Uruguay

Algunas de las características de la faena vacuna de este año fueron reseñadas por el presidente de INAC . Fue un ejercicio con peculiaridades muy significativas, reflejo de las graves circunstancias climáticas que afectaron a la producción y también a los mercados de la carne.

Aumento La extracción se incrementó respecto al año pasado. En forma inusual, en el segundo semestre de este año la extracción fue mayor que en el primero (unas 40 mil reses más), mientras el año pasado casi el 58 % de la faena se dio en el primer semestre, como es lo normal que ocurra. A fines de año se habrán faenado unas 2,32 millones de cabezas, unas 110 mil reses más que el año anterior, lo que representa casi un 5 % de aumento. Vientres El crecimiento se dio en la categoría vacas, que aumentaron más de un 25 % respecto al año anterior, y pasaron a representar más del 52 % del total de la faena. Al finalizar el año se habrán faenado más de 1,2 millones de vacas en la industria, cifra a la que hay que sumar la faena predial y la de los mataderos locales, además de la exportación en pie acumulada en el período, que constituyó por momentos una actividad que movilizó bastante volumen. Por añadidura, la categoría de vacas tiene un porcentaje mayor de mortandad que los machos, debido a los factores vinculados a la reproducción, de modo que si agregamos este fenómeno a la extracción valorizable, completaremos un año de elevada salida de vientres del rodeo. De todos modos, nos apresuramos a aclarar que no consideramos que esto represente ningún problema grave para la sostenibilidad del rodeo, desde que el margen de mejora en la productividad de nuestro rodeo de cría es enorme, a poco que se ajusten algunos manejos y que el tiempo y el mercado acompañen. Otro dato interesante es que las vaquillonas representaron un 20 % de la categoría vacas, algo menos que el año pasado en porcentaje, pero bastante más en término de animales. Novillos Contrariamente a lo ocurrido con las vacas, los machos tuvieron una significativa caída en los volúmenes de faena, bajando respecto a los años anteriores tanto en términos relativos como en números absolutos. Con una extracción industrial del entorno de 1,05 millones de reses (estimación para fin de año); considerando también un cierto volumen de exportación en pie y de faena predial (menor a las vacas), se concluye que quedaron novillos en los campos, tal vez atrasados en su preparación, que habrán de conformar una oferta agregada en los próximos meses. Los novillos de dentición incompleta representaron nuevamente alrededor del 72 % del total.  

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *