2 de noviembre de 2011 00:53 AM
Imprimir

Contaminación: Nación citó a Alperovich

Tucumán – La Secretaría de Medio Ambiente convocó al gobernador de Tucumán, José Alperovich, para que elabore una propuesta de saneamiento por la contaminación de la cuenca Salí-Dulce, con un cronograma para ser presentado ante la Corte Suprema de Justicia, previo conocimiento de la provincia de Santiago del Estero. El titular de la cartera nacional, […]

Tucumán – La Secretaría de Medio Ambiente convocó al gobernador de Tucumán, José Alperovich, para que elabore una propuesta de saneamiento por la contaminación de la cuenca Salí-Dulce, con un cronograma para ser presentado ante la Corte Suprema de Justicia, previo conocimiento de la provincia de Santiago del Estero.

El titular de la cartera nacional, Juan José Mussi, busca mantener encuentros con todos los actores involucrados en la problemática. Para ello canalizó la convocatoria a través de la Secretaría de Medio Ambiente de Tucumán, que se encargó de notificar a los industriales de la provincia y a titulares de ingenios azucareros.

El secretario pretende que todas las firmas se comprometan a tener su plan de gestión de residuos industriales hasta el 20 de diciembre. Ese plan debería contemplar las obras que debe realizar Tucumán para el tratamiento de sus residuos industriales, principalmente la vinaza que producen los ingenios con destilería y que representa el 80 por ciento de la contaminación de ríos y arroyos que tributan al lago del embalse Río Hondo.

La Nación asumirá el compromiso de buscar los fondos para realizar las obras para el saneamiento de la cuenca y delinear estrategias para resolver el problema, realizar todas las inversiones necesarias y evitar de este modo la judicialización. En tanto, técnicos de la Nación visitaron ayer algunos ingenios de Tucumán acompañados por funcionarios de esa provincia para supervisar el avance de los proyectos que cuentan con financiamiento del Programa de Reconversión Industrial (PRI), con el objeto de evitar la polución de ríos y arroyos de la cuenca Salí-Dulce, con efluentes industriales sin tratar.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *