2 de noviembre de 2011 10:28 AM
Imprimir

Permitir exportación de azúcar es incentivar la producción

BOLIVIA : Permitir la exportación de azúcar, es incentivar a la producción de mayor cantidad del producto, por tanto el Gobierno debe decidir si da o no el permiso a los productores para comercializar el producto en otros países, dijo ayer, aquí, el Presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (FEPSC), Gabriel Dabdoub.

Dijo que es preciso y fundamental trabajar seriamente en la intención de suspender las restricciones a la de alimentos, porque se demostró que existe una cantidad de azúcar, que permita garantizar el mercado interno y hay una cantidad importante que estaría sobrando.

La restricción permitirá que la gente pueda seguir sembrando, hoy que se puede exportar, debido a que se necesita generar un clima, donde se pueda devolver ese dinero invertido e ingresar a una mejor economía, mencionó.

Expresó que, dar apoyo al productor cañero es una de las metas, porque al final sufre cuando no hay una exportación, entonces es importante que el Estado en esta instancia acelere en lo que significa la exportación y suspenda las restricciones impuestas a diferentes productos.

Comentó que otras metas es lograr acuerdos con el Ejecutivo para terminar con los avasallamientos de tierras; permitir la aplicación de la ley en lo que significa el desarrollo del sector productivo, para ampliar la frontera productiva agrícola, mencionó.

Sabemos muy bien que el Presidente del país, “instruye no avasallar, lo que necesitamos ahora es que se actué bajo la normativa legal y respetando la propiedad privada.

VERIFICACIÓN

Se determinó que el siete de noviembre funcionarios del Gobierno comenzarán el periodo de verificación del stock, inspecciones que determinarán una resolución, si se abre o no la exportación del azúcar, dijo el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Víctor Hugo Vásquez.

Sin embargo el cuándo, cómo y dónde, se exportará el azúcar estará en función del trabajo técnico y jurídico realizado por un equipo compuesto por las partes (Gobierno y empresarios).

Comentó que se tiene que cumplir con una condición imprescindible, abastecer al mercado interno que tiene una demanda aproximada de 600 mil quintales por mes, que no existan problemas hasta el inicio de la próxima zafra, en abril de la próxima gestión.

De acuerdo a los cálculos que tenemos, se produjeron alrededor de 9,5 millones de quintales, nuestro consumo interno está por sobre 7.5 millones a 8 millones de quintales, por tanto hay un excedente de azúcar de 1 a 1.5 millones de quintales.

La pasada semana, el Gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, manifestó que se estima una producción de 12 millones de quintales de azúcar, por tanto, el requerimiento del mercado boliviano es de 7.5 millones de quintales.

Añadió que si se resta a los 12 millones de quintales la demanda interna quedan a 4.5 millones de quintales, de los cuales un millón pueden ser almacenados y 3,5 millones de quintales de azúcar pueden ser destinados a la exportación.

El Viceministro mencionó que, para dar una solución al problema se plantearon tres opciones: la primera es almacenar el sobrante, si se opta por esa alternativa, se decidirá cuanto se va a estocar de ese excedente, si será todo el excedente, una parte, o la mitad.

La segunda posibilidad es que se autorice la exportación, entonces se determinará la cantidad para la venta en mercados de otros países, además de cuando y cómo se realizará la actividad, destacó.

Anotó que, la tercera posibilidad es realizar una distribución mixta, donde una parte del excedente de azúcar se guardaría u otra se exportaría.

Señaló que se tomará en cuenta las propias solicitudes de los exportadores cañeros, como también de los ingenios azucareros, el objetivo de ninguna manera fue perjudicar al sector sino más bien es incentivar.

La ministra de Desarrollo Productivo y Economía plural, Teresa Morales, el pasado fin de semana informó que la decisión de permitir o no la exportación de azúcar fue trasladada a una fecha posterior a la fiesta de Todos Santos; en esta época existe mayor consumo del producto.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *