4 de noviembre de 2011 11:22 AM
Imprimir

Se sigue abusando del clembuterol

MEXICO : Autoridades de Sagarpa y ganaderos de la región reclamaron que se sigue utilizando clenbuterol para la engorda de ganado bovino, y que muchos de estos animales se sacrifican en el rastro TIF 333, de León y de otros municipios. En una reunión con ganaderos, el ex secretario Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos, dijo que el clenbuterol es un problema de salud nacional, sobre todo en el centro del País. Y dijo que el combate a las ‘sales mágicas’ se complica por la corrupción que hay en diversas dependencias que dan el clásico ‘pitazo’ a los introductores y a rastros. El subdelegado de Planeación y Desarrollo Rural de la Sagarpa en la delegación Guanajuato, Manuel Amaro Prado, informó que en lo que va del año se han puesto en cuarentena 8 ranchos ganaderos a los que se les ha encontrado positivos a clenbuterol. El objetivo de esto es para que queden limpios de la sustancia que daña la salud. “Donde sí se ha detectado positivos es en los operativos que lleva a cabo la Secretaría de Salud y Comisión Federal para Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris). “Ha habido casos en León y Silao, en diferentes rastros”. El funcionario federal indicó que hay un programa de Proveedor Confiable donde se certifica a ganaderos de que están libres de clenbuterol, pero hasta la fecha sólo hay 80 en todo Guanajuato, y de esos, tres han resultado con positivo en el muestreo. En relación a la presunta corrupción entre empleados de dependencias oficiales que avisan a los rastros y ganaderos cuando se van a realizar operativos, Manuel Amaro dijo que cuando ellos detectan casos positivos dan aviso a la Procuraduría, pero dijo desconocer si se han detenido a responsables. También dijo desconocer si se han denunciado penalmente a ganaderos que utilizan clenbuterol, pues Sagarpa “pasa el caso a la Policía Federal y ahí termina nuestra labor”. “Por otro lado, cuando la Secretaría de Salud y Cofepris detecta casos positivos, a la Sagarpa se le avisa sólo para ‘cuarentenar’ el ganado, pero ellos pasan el proceso a la PFP”. Y dijo que si bien es cierto que en León en el rastro TIF se han detectado casos positivos de clenbuterol, desconoce por qué no se han clausurado como ocurrió en Silao y en Lagos. “Desconozco la razón por la que no se han cerrado; tal vez no se han tenido los elementos necesarios por los que la PFP pueda cerrar”, explicó Amaro. En el rastro de León se sacrifica bastante ganado proveniente de Jalisco, Aguascalientes y Michoacán, donde las autoridades de Salud están en constantes operativos contra el uso de clenbuterol. ‘No lo podemos esconder’ El presidente de la Asociación Ganadera de León, Rodolfo Ponce Ávila, informó que en el rastro TIF 333 de León se sigue sacrificando ganado con clenbuterol. “No podemos tapar el sol con un dedo. Se inició una lucha hace unos meses con el regidor Ernesto Dávila Aranda, y sabemos que este es un problema que no lo podemos esconder”. Rodolfo dijo que una prueba de ello es que la Secretaría de Salud ha emprendido campaña publicitaria contra el uso de clenbuterol y de carne confiable. “Pero no dice la diferencia entre una carne contaminada con clenbuterol y la que está limpia. Se debe dar más información al respecto para que las amas de casa sepan lo que compran”. Y aunque dijo sí ha disminuido el sacrificio de ganado en estas condiciones, es un problema que persiste en la localidad. “No se detectan con facilidad porque se dan los ‘pitazos’ cuando se hacen operativos. Lo vemos en la Asociación Ganadera porque tienen que sacar ‘guías’, (permiso para movilización de ganado) y el día que se hacen operativos no sacan y cuando investigamos nos damos cuenta que es porque están los inspectores de Sagarpa”. Además, el ganado se sacrifica en horas en que no se encuentran los inspectores. En la asociación se tienen detectados los engordadores que utilizan estos polvos prohibidos. “Ya tienen miedo los introductores, y sí han disminuido los casos, pero se sigue dando, pues se sabe quiénes son”, añadió. Sin embargo, hay productos anabólicos como el ‘silma’, que es un producto del que Sagarpa y la Secretaría de Salud sí permiten su uso, pero que no lo hacen los engordadores porque dicen que no tienen el mismo resultado en ganancias. Prevalece en el centro El ex secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos, dijo que el abuso de clenbuterol para engordar ganado se da principalmente en la región del centro de la República Mexicana. “Hay tres lugares donde se puede atajar el uso del clenbuterol. Uno es a nivel del SAT, en las Aduanas para detectar esa importación de clenbuterol (proviene de España para laboratorios farmacéuticos). Además aseguró que el problema del uso de clenbuterol en el ganado viene de otros lugares. Y dijo que desde que era Secretario de Salud ha buscado a través de Cofepris establecer controles en el uso de estas sales. “Segundo es con la Sagarpa, para poder tener acceso a todas las áreas productivas para que no usen el clenbuterol en la alimentación; y tres, a través de la Secretaría de Salud, para poner restricciones a través del Consejo de Salud general para la importación y uso del clenbuterol con motivos médicos, que es la excusa que se pone”. Córdova dijo que la Cofepris debe reforzar la seguridad. “El uso es un delito penal, y se deben aplicar las sanciones que se requieran. Hay mucha gente que no ha querido entender que esto va contra la salud y que esto puede provocar la muerte de las personas; han aprendido a realizar una serie de artimañas para engañar a la autoridad”. Y dijo que urge establecer una serie de controles. En el centro del País está el mayor problema: Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y Michoacán. “Sí se aplica la ley pero aún tienen muchos huecos que hace que no pueda hacer de manera contundente y a veces es muy difícil detectarlo porque les echan el ‘pitazo’, ese día no matan. “Sacrifican el ganado cuando no hay inspectores, y algunas veces nos pasó que hacíamos operativos seguidos, un día no sacrificaban y al día siguiente los agarramos. Hay gente involucrada”. Registran 20 intoxicados El último reporte dado a conocer por el secretario de Salud en Guanajuato, Éctor Jaime Ramírez Barba, hasta el mes de septiembre se registraron 20 personas intoxicadas con clenbuterol en Guanajuato. La Dirección General de Protección contra Riesgo Sanitarios de la Secretaría de Salud en Guanajuato, informó que en los últimos 5 años se han registrado 170 casos de personas que resultaron intoxicadas con clenbuterol. Se precisa que en 2007, se registraron 76 casos; en 2008, fueron 16; en 2009, un total de 38; en 2010, 28 casos y en lo que va de este 2011, hasta el mes de septiembre 20. Córdova dijo que los ganaderos argumentan que con el clenbuterol no pasa nada. “Hay una desinformación. Es un problema ubicado en ciertas partes del País, y Guanajuato es uno de ellos y hay que ponerle la mano encima”.

En una reunión con ganaderos, el ex secretario Saludfederal, José Ángel Córdova Villalobos, dijo que el clenbuterol es un problema de salud nacional, sobre todo en el centro del País.

Y dijo que el combate a las ‘sales mágicas’ se complica por la corrupción que hay en diversas dependencias que dan el clásico ‘pitazo’ a los introductores y a rastros.

El subdelegado de Planeación y DesarrolloRural de la Sagarpa en la delegación Guanajuato, Manuel Amaro Prado, informó que en lo que va del año se han puesto en cuarentena 8 ranchos ganaderos a los que se les ha encontrado positivos a clenbuterol.

El objetivo de esto es para que queden limpios de la sustancia que daña la salud.

“Donde sí se ha detectado positivos es en los operativos que lleva a cabo la Secretaría de Salud y Comisión Federal para Protecciónde Riesgos Sanitarios (Cofepris).

“Ha habido casos en León y Silao, en diferentes rastros”.

El funcionario federal indicó que hay un programa de Proveedor Confiable donde se certifica a ganaderos de que están libres de clenbuterol, pero hasta la fecha sólo hay 80 en todo Guanajuato, y de esos, tres han resultado con positivo en el muestreo.

En relación a la presunta corrupción entre empleados de dependencias oficiales que avisan a los rastros y ganaderos cuando se van a realizar operativos, Manuel Amaro dijo que cuando ellos detectan casos positivos dan aviso a la Procuraduría, pero dijo desconocer si se han detenido a responsables.

También dijo desconocer si se han denunciado penalmente a ganaderos que utilizan clenbuterol, pues Sagarpa “pasa el caso a la Policía Federal y ahí termina nuestra labor”.

“Por otro lado, cuando la Secretaría de Salud y Cofepris detecta casos positivos, a la Sagarpa se le avisa sólo para ‘cuarentenar’ el ganado, pero ellos pasan el proceso a la PFP”.

Y dijo que si bien es cierto que en León en el rastro TIF se han detectado casos positivos de clenbuterol, desconoce por qué no se han clausurado como ocurrió en Silao y en Lagos.

“Desconozco la razón por la que no se han cerrado; tal vez no se han tenido los elementos necesarios por los que la PFP pueda cerrar”, explicó Amaro.

En el rastro de León se sacrifica bastante ganado proveniente de Jalisco, Aguascalientes y Michoacán, donde las autoridades de Salud están en constantes operativos contra el uso de clenbuterol.

‘No lo podemos esconder’

El presidente de la Asociación Ganadera de León, Rodolfo Ponce Ávila, informó que en el rastro TIF 333 de León se sigue sacrificando ganado con clenbuterol.

“No podemos tapar el sol con un dedo. Se inició una lucha hace unos meses con el regidor Ernesto Dávila Aranda, y sabemos que este es un problema que no lo podemos esconder”.

Rodolfo dijo que una prueba de ello es que la Secretaría de Salud ha emprendido campaña publicitaria contra el uso de clenbuterol y de carne confiable.

“Pero no dice la diferencia entre una carne contaminada con clenbuterol y la que está limpia. Se debe dar más información al respecto para que las amas de casa sepan lo que compran”.

Y aunque dijo sí ha disminuido el sacrificio de ganado en estas condiciones, es un problema que persiste en la localidad.

“No se detectan con facilidad porque se dan los ‘pitazos’ cuando se hacen operativos. Lo vemos en la Asociación Ganadera porque tienen que sacar ‘guías’, (permiso para movilización de ganado) y el día que se hacen operativos no sacan y cuando investigamos nos damos cuenta que es porque están los inspectores de Sagarpa”.

Además, el ganado se sacrifica en horas en que no se encuentran los inspectores.

En la asociación se tienen detectados los engordadores que utilizan estos polvos prohibidos.

“Ya tienen miedo los introductores, y sí han disminuido los casos, pero se sigue dando, pues se sabe quiénes son”, añadió.

Sin embargo, hay productos anabólicos como el ‘silma’, que es un producto del que Sagarpa y la Secretaría de Salud sí permiten su uso, pero que no lo hacen los engordadores porque dicen que no tienen el mismo resultado en ganancias.

Prevalece en el centro

El ex secretario de Salud federal, José Ángel Córdova Villalobos, dijo que el abuso de clenbuterol para engordar ganado se da principalmente en la región del centro de la República Mexicana.

“Hay tres lugares donde se puede atajar el uso del clenbuterol. Uno es a nivel del SAT, en las Aduanas para detectar esa importación de clenbuterol (proviene de España para laboratorios farmacéuticos).

Además aseguró que el problema del uso de clenbuterol en el ganado viene de otros lugares.

Y dijo que desde que era Secretario de Salud ha buscado a través de Cofepris establecer controles en el uso de estas sales.

“Segundo es con la Sagarpa, para poder tener acceso a todas las áreas productivas para que no usen el clenbuterol en la alimentación; y tres, a través de la Secretaría de Salud, para poner restricciones a través del Consejo de Salud general para la importación y uso del clenbuterol con motivos médicos, que es la excusa que se pone”.

Córdova dijo que la Cofepris debe reforzar la seguridad.

“El uso es un delito penal, y se deben aplicar las sanciones que se requieran. Hay mucha gente que no ha querido entender que esto va contra la salud y que esto puede provocar la muerte de las personas; han aprendido a realizar una serie de artimañas para engañar a la autoridad”.

Y dijo que urge establecer una serie de controles.

En el centro del País está el mayor problema: Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y Michoacán.

“Sí se aplica la ley pero aún tienen muchos huecos que hace que no pueda hacer de manera contundente y a veces es muy difícil detectarlo porque les echan el ‘pitazo’, ese día no matan.

“Sacrifican el ganado cuando no hay inspectores, y algunas veces nos pasó que hacíamos operativos seguidos, un día no sacrificaban y al día siguiente los agarramos. Hay gente involucrada”.

Registran 20 intoxicados

El último reporte dado a conocer por el secretario de Salud en Guanajuato, Éctor Jaime Ramírez Barba, hasta el mes de septiembre se registraron 20 personas intoxicadas con clenbuterol en Guanajuato.

La Dirección General de Protección contra Riesgo Sanitarios de la Secretaría de Salud en Guanajuato, informó que en los últimos 5 años se han registrado 170 casos de personas que resultaron intoxicadas con clenbuterol.

Se precisa que en 2007, se registraron 76 casos; en 2008, fueron 16; en 2009, un total de 38; en 2010, 28 casos y en lo que va de este 2011, hasta el mes de septiembre 20.

Córdova dijo que los ganaderos argumentan que con el clenbuterol no pasa nada.

“Hay una desinformación. Es un problema ubicado en ciertas partes del País, y Guanajuato es uno de ellos y hay que ponerle la mano encima”.

am.com

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *