4 de noviembre de 2011 13:03 PM
Imprimir

China abre su modelo a inversores

La delegación cordobesa visitó un megainvernadero en Shangai. Vinculación público-privada.

Uno de los principales problemas que debe afrontar China es cómo alimentar a los más de 1.300 millones de habitantes, en un país que cada vez tiene menos tierra disponible para producir. La que hay es ocupada por las construcciones de viviendas e infraestructura para la gente que año a año va a vivir a las ciudades.

Con la mira en este objetivo y haciendo foco además en la sanidad alimentaria, en 1994 el gobierno chino inauguró Shangai Sunqiao Modern Agriculture Development Zone (zona de desarrollo de la agricultura moderna).

El lugar, que fue integrado definitivamente en octubre de 2006 con Zhangjiang High Tech Park, un parque de alta tecnología, fue visitado esta semana por un grupo de productores y dirigentes cordobeses de la Federación Agraria (FAA), encabezado por Agustín Pizzichini.

 

La delegación llegó a China el fin de semana pasado, en una misión comercial que se extenderá hasta el 16 de noviembre, y de la cual participa La Voz del Interior . La misión se realizó por un convenio entre el Ministerio de Agricultura de la Nación, a través de la Unidad de Agricultura Periurbana, y la cooperativa Cocaproseco.

Producción bajo cubierta. Los productores cordobeses visitaron el miércoles por la mañana los modernos invernaderos (importados de Holanda) donde se realizan cultivos intensivos de tomate, pimiento y frutilla. Por la tarde, concurrieron a la fábrica Shangai HG Food Machinery Group, empresa que produce máquinas en líneas de montaje para procesar alimentos como papas fritas (tipo Pringles), galletitas de arroz, snacks y otros productos.

El lugar comprende en este momento alrededor de cuatro kilómetros cuadrados, sobre un predio original de 45 kilómetros cuadrados; otra porción forma parte del parque industrial que se ubica allí.

Una docena de productores y técnicos del cinturón verde de la ciudad de Córdoba, de Villa Concepción del Tío, Carrilobo y Hernando se reunieron con el vicepresidente de la firma, Ma Xinhai.

Allí está el mayor invernadero de China, propiedad del Estado, por lo que recibe capitales e inversiones públicas. Sin embargo, tiene como socios a alrededor de 60 productores privados.

Pese a esta cooperación mixta, hace unos años, Sinqia, el nombre comercial de sus productos como se los puede encontrar en el supermercado, se transformó en una sociedad anónima, donde cada asociado se hace responsable de su ganancia.

Cada segmento se especializa en un cultivo según un plan de producción. El sitio, que logró en el año 2000 la certificación de calidad las ISO 14001, se especializa en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías para lograr la mayor producción en el menor espacio. Asimismo, la firma no trabaja en forma aislada, sino que está ayudando a otras provincias a implementar modelos similares.

Nichos de valor. Sus principales áreas de trabajo en las hectáreas que están a unos 20 kilómetros del centro de Shangai son el cultivo de semillas y plantas de hortalizas, hongos comestibles y flores, procesamiento minucioso de los productos agrícolas, biotecnología con la ingeniería celular, microbiológicos y de ADN, fabricación e instalación de invernaderos, la circulación de material y de transacción relacionados con la agricultura; alojamiento para los visitantes que pasan sus momentos de ocio y excursiones, y el negocio terciario de convenciones y exposiciones.

A pesar de ser una empresa estatal que se dedica sobre todo a la investigación y el desarrollo tecnológico para semilla, el centro no descuida la cuestión comercial. La marca es famosa en los supermercados de Shanghai y la producción se realiza en forma conjunta en asociación con varias provincias del país y se pretende llevar este modelo a otras provincias de China.

Bajo el modelo público-privado, se busca conectar a la agricultura china con los avances extranjeros y reunir a la actividad tradicional con la moderna.

En forma adicional a la producción primaria y al desarrollo experimental de semillas, se incorporó un parque industrial que ya cuenta con más de 600 empresas chinas y extranjeras. En los últimos ocho años, el Gobierno buscó recibir a muchas empresas de todo el mundo, especializadas en tecnología agrícola. Una firma extranjera puede ir al parque tecnológico y, con servicios accesibles, instalar su laboratorio y oficina.

Para realizar el objetivo de servir a toda China y conectarse con el mundo, el parque planea construir una plataforma de producción, estudio e investigación para atraer la atención de institutos de investigación extranjeros y empresas de alta tecnología. En el 11° plan quinquenal también se incluye un centro de demostración y comercio de agricultura moderna para exhibir e intercambiar productos agrícolas, tecnología y equipos de diversos lugares del mundo; y extender las operaciones y el management de la tecnología agropecuaria a toda China e, incluso, al mundo. “Los invitamos a invertir y a unirse a nosotros en el desarrollo de nuestro parque”, concluyó su vicepresidente Ma Xinhai.

Itinerario

Misión en Asia. Productores de la provincia y dirigentes de la Federación Agraria Argentina delegación Córdoba participan de una misión por China. El viaje se realiza por un convenio entre el Ministerio de Agricultura de la Nación, a través de la Unidad de Agricultura Periurbana, y la cooperativa Cocaproseco.

Participantes. La delegación está conformada por una docena de productores y técnicos del cinturón verde de la ciudad de Córdoba, de Villa Concepción del Tío, Carrilobo, Hernando y Cruz del Eje.

Periplo. La agenda incluye visitas a Shangai, Xian y Beijing. La delegación tomará contacto con diversas empresas y productores del país asiático.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *