4 de noviembre de 2011 13:09 PM
Imprimir

Alertan sobre los costos en dólares

En dos años, los gastos de la explotación agrícola crecieron más de 30 por ciento, según la Bolsa de Rosario.

Los costos de explotación agrícola en el país aumentaron más de un 30 por ciento en los últimos dos años, según un informe difundido por la Bolsa de Comercio de Rosario. La evolución de estos gastos podría generar, en un futuro cercano, problemas de rentabilidad para los productores agropecuarios, advierte la entidad bursátil.

La Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa rosarina publicó un artículo en el que advierte sobre la preocupante evolución que vienen mostrando los costos de producción y comercialización agrícolas en dólares en los últimos dos años y que podría generar un escenario futuro con problemas de rentabilidad para los productores agropecuarios argentinos.

El informe analizó esta problemática para el período 2009/2011 y utilizó información homogénea suministrada por la Revista Márgenes Agropecuarios, relativa a los meses de octubre de los años 2009, 2010 y 2011 para realizar las comparaciones.

 

Para el cultivo de mayor área sembrada en Argentina, la “soja de primera”, el costo de explotación en Octubre de 2009 ascendía a 506 dólares por hectárea, en tanto que en el mismo mes del año 2011 registró un valor de 686 hectáreas. Esto implica un aumento aproximado del 35,6 por ciento en dólares estadounidenses en el término de dos años.

En el caso del maíz, el informe muestra que entre octubre de 2009 y el mismo mes del 2011, se observa un incremento en los costos del 43,8 por ciento (De 707 a 1.017 dólares por hectárea). Este porcentaje de aumento bianual en maíz es muy similar al registrado en los costos de explotación de soja de segunda y girasol (43,5 por ciento y 42,9 por ciento, respectivamente).

Sin embargo, la evolución de los costos de explotación agrícola en trigo y sorgo resulta aún más preocupante. En trigo, la sumatoria de costos en octubre de 2009 ascendía a 422 dólares por hectárea, en tanto que en el mismo mes del año 2011 registró un valor de 613 dólares: 45,3 por ciento de suba en dos años.

En el caso del sorgo, los costos pasaron de 504 dólares por hectárea a 780 dólares en el período considerado. El incremento bianual es el más alto de todos los cultivos analizados: 54,8 por ciento.

Respecto a la evolución de los costos de explotación de estos cultivos entre 2009 y 2011, ponderándolos por la importancia que tiene cada uno de ellos en el total de la superficie sembrada en nuestro país, el informe señala que se ha obtenido un costo promedio ponderado para cada año que asciende en el año 2009 a 487 dólares; en el 2010, a 584 dólares, y en 2011 cierra con 689 dólares por hectárea.

Por otro lado, el incremento entre octubre 2009 y octubre 2011 del costo de explotación agrícola promedio ponderado asciende al 41,4 por ciento. Esta cifra exime de mayores comentarios debido a su elevada magnitud y a que los costos de explotación agrícolas están cuantificados en dólares estadounidenses.

“La producción argentina ha tolerado estos altos incrementos en los costos en dólares por la buena evolución que registraron los precios internacionales de los granos, ya sea lo que pasaba con los valores más cercanos en el Mercado a Término de Chicago durante la fecha considerada, como los valores que podían obtenerse por los distintos granos a cosecha”, señala el informe.

Ante este panorama, surge el interrogante sobre qué sucedería si se presenta un escenario recesivo a nivel mundial, producto de la crisis económica europea o por otros factores, y se llegaran a retraer los precios internacionales de los granos.

“Ya para esta próxima cosecha, nos enfrentaríamos con costos de producción elevados y precios a cosecha más bajos. De materializarse este escenario, los productores se encontrarían con problemas de rentabilidad en sus actividades, especialmente aquellos alejados de la zona núcleo. La suba de costos en dólares de los últimos años es un llamado de atención para todos y debería ser objeto de monitoreo y seguimiento en el próximo año”, remarcan desde la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *