30 de diciembre de 2009 12:51 PM
Imprimir

Uruguay   –    El nivel de faena sigue bajando en Uruguay

Volatilidad. En las últimas semanas tuvo lugar una inesperada suba del ganado.

A pesar de que la oferta de novillos de mejor terminación, peso y clase carnicera, sigue retraída, el valor de la hacienda gorda detuvo su ola de crecimiento y se estabilizó en los precios de la semana pasada. Según informó la Asociación de Consignatarios del Uruguay el valor más frecuente es de U$S 2,25 el kilogramo de novillo en segunda balanza.

De todos modos es común que los ganados que se están faenando esta semana hayan sido inscritos hace tres o cuatro semanas, según la planta; en muchos casos ya se había pasado precio, muy inferior al actual. La situación está generando continuas renegociaciones del precio; los productores piden actualización, que se consigue de modo parcial. Los industriales, según explicó un productor a LA REPUBLICA, se preguntan qué habría pasado si el precio hubiera caído; de todos modos existe voluntad de negociar, ante el temor a perder la tropa comprometida.

Alza

El aumento en el precio del ganado ha sorprendido a los analistas de mercado, que no pronosticaron una suba como la acontecida. Una vez más el mercado agropecuario muestra su característica más notable del momento: su gran volatilidad. Sin embargo bueno es recordar el buen ánimo que manifestaron técnicos y autoridades de INAC ya en el Prado 2009, cuando afirmaron que el stock mundial de carne era bajo y que se podía esperar un escenario de mejores negocios. Bueno es recordar también lo que un técnico de INAC aseveró en el sentido de que en los últimos treinta años la industria nunca había dado una buena noticia en relación a negocios o precios.

Claro que nadie tampoco esperaba una primavera como la pasada. La estación generó una situación de abundancia de forraje que se mantiene y es el sostén para que los productores no se vean obligados a vender. También se percibe en el campo que hubo una salida de ganados preparados en el invierno y que los ganados que están en engorde en su mayoría son muy jóvenes, tienen buena terminación pero aún bajo peso, por lo que es una categoría ideal para seguir engordando.

Faena

El nivel de faena sigue su tendencia a la baja, según informó INAC; la semana pasada fueron sacrificados 40.018 vacunos, nivel 21,7% inferior a la semana anterior y casi idéntico a la penúltima semana del año pasado. Se mataron 16.719 novillos, 22.323 vacas, 214 terneros y 762 toros.

Lideraron la actividad Las Piedras (3.458), Bertin-Canelones (3.033), San Jacinto (2.964), Tacuarembó (2.817) y Pulsa (2.792).

Diciembre cierra un año con importantes oscilaciones de precios en el ganado; las estadísticas marcan que el último mes del año se caracterizó por una tendencia a la baja, por la necesidad de los productores. La gran interrogante es si el valor no seguirá su escalada, luego de haber tomado un respiro.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *