4 de noviembre de 2011 14:01 PM
Imprimir

Avanza cosecha de soja y maíz en EE.UU., pero ventas están demoradas

Siguen complicados los mercados de cereales, enmarañados por circunstancias macroeconómicas que soslayan la fuerza de sus fundamentos.

La reducción voluntaria del 50 por ciento de la deuda griega por parte de los bancos privados generó en la semana pasada una nueva ola de corriente alcista en los mercados de commodities. Este efecto duró pocas horas, cuando luego se conoció la decisión griega de someter esta cuestión a un plebiscito.

Esta tendencia de marcados altibajos nos seguirá acompañando por un tiempo más, hasta tanto se defina el escenario financiero en la eurozona y comiencen a conocerse las alternativas productivas de nuestra región.

En Estados Unidos, la cosecha de los cultivos de verano llega a su tramo final. Los productores de ese país ya han cosechado el 78 por ciento del área correspondiente al maíz y el 87 por ciento del de soja. La actividad de venta se encuentra demorada a la espera de mejores cotizaciones. Se observa que las cotizaciones internas están muy sostenidas y con poca oferta.

El Consejo Internacional de Granos (IGC) espera que la producción mundial de maíz de la campaña 2011/12 crezca un 3,5 por ciento en relación con la anterior.

En este sentido, la producción mundial de este cultivo es ahora proyectada en 855 millones de toneladas, 10 millones por encima de lo estimado en su informe anterior. La oferta europea crece en 8 millones de toneladas, con una proyección de 63,8 millones de toneladas, por encima del récord anterior, obtenido tres campañas atrás y 8 millones más que lo producido en el ciclo 2010/11.

Se espera que China produzca 183 millones de toneladas, tres millones más que lo anticipado en el reporte de septiembre, en tanto que para la Argentina y Brasil se proyectan campañas de 27 millones y 60 millones, respectivamente.

El IGC estima que las perspectivas de rendimientos en varios países productores de maíz han mejorado sustancialmente en el curso del mes anterior, con rendimientos cercanos a los récords en varias regiones.

También el uso se incrementa en este informe, lo que permite que las existencias finales de esta campaña crezcan solamente en 5 millones de toneladas, a los 123 millones.

También las importaciones por parte de China fueron revisadas hacia arriba en un millón de toneladas, con una nueva proyección de 4 millones, aún por debajo de lo que estiman varios analistas.

Las perspectivas para la cosecha mundial de trigo, según el Consejo, dan cuenta de una producción mundial de 684 millones de toneladas, 5 millones más que lo estimado en el informe anterior, lo que permite elevar las existencias finales a 202 millones, el máximo en diez años.

La producción global de granos 2011/12 fue proyectada en 1.819 millones de toneladas, 13 millones por encima de lo informado por el IGC en su informe de septiembre.

La fuerte volatilidad de los mercados agrícolas, con marcadas idas y venidas, ha presionado los balances de las grandes empresas de «trading» agrícola internacionales.

En su último balance trimestral, Bunge Ltd. reportó una caída del 34 por ciento en sus utilidades en relación con idéntico período del año anterior debido al recorte de márgenes en sus agronegocios. También Cargill anunciaba a principios de este mes que sus beneficios se vieron presionados por culpa de la elevada volatilidad de los mercados agrícolas.

Para tener una referencia de la fuerte dispersión de precios, cabe recordar que en el curso del último trimestre los precios del maíz treparon un 21 por ciento para volver a caer un 22 por ciento, ante la incertidumbre generada por la situación financiera en Europa y la expectativa productiva de la campaña norteamericana.

El CEO de Bunge, Alberto Weisser, comentó en la conferencia ante los accionistas de la empresa que, ante estos avatares, toda la cadena comercial se muestra cauta y esta circunstancia ofrece menos oportunidades de negocios. Weisser señaló que, debido a estas dificultades, la compañía dejó de hacer algunos negocios que en otro contexto hubiese realizado. Aun bajo estas condiciones, el ejecutivo avizora un futuro sólido en el comercio global de granos de la empresa.

Bunge recientemente construyó un puerto en Ucrania que lo coloca en una muy buena posición estratégica en la región del mar Negro.

Para el trimestre finalizado el 30 de septiembre, la compañía obtuvo ganancias por u$s 140 millones, por debajo de los u$s 212 millones de idéntico período del año anterior.

Otra empresa cerealera cotizante que reportó el resultado de su balance trimestral fue ADM, que acusó una utilidad para este período de u$s 460 millones, comparada con u$s 345 millones del año anterior.

En este caso, la empresa expresó que compensó la mala performance en el procesamiento de maíz y soja gracias a su división de servicios agropecuarios, que se encarga fundamentalmente del transporte de carga de granos de los campos a las instalaciones de los compradores.
Informe de Panagrícola

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *