4 de noviembre de 2011 22:46 PM
Imprimir

Falta de funcionarios traba la exportación de ganado en pie

URUGUAY : El MGAP priorizó el uso de personal técnico en tareas de emergencia.

La exportación de ganado en pie de razas carniceras  sufrió trabas en los últimos meses porque, en forma coyuntural, el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) debió asignar funcionarios técnicos a otras tareas y por lo tanto carece de personal suficiente para controlar el estado sanitario de esos animales, reveló a El Observador el subsecretario de la cartera, Daniel Garín.

El funcionario –que sustituye al ministro Tabaré Aguerre que se encuentra de viaje en Estados Unidos–, ratificó que la exportación de ganado en pie seguirá vigente, dijo no estar en condiciones de aportar con precisión la cantidad de personal requerido para atender los pedidos de exportación por la complejidad y variabilidad de las tareas exigidas, que difieren según los mercados.

La situación generó que la empresa Gladenur SA, la principal empresa exportadora, anunciara que es “casi un hecho” que se retira del país por las pérdidas que le ocasiona esta situacion.

Garín dijo que el personal debió dedicarse a tareas extraordinarias en los últimos meses, en función de la vacunación contra la fiebre aftosa que comenzó el pasado martes y por la emergencia sanitaria de esta enfermedad en Paraguay, que obligó a destinar mayores recursos humanos a esas tareas.

“No es que haya que tener un ejército de reserva de funcionarios para atender temas sanitarios, pero la fiebre aftosa de Paraguay fue un caso que resurgió y que hubo que prestarle la máxima atención. Estas cosas, que son de emergencia, en el caso de Uruguay obligó a activar los mecanismos de alerta máximos y reforzar procedimientos de vigilancia de flujo de mercancías que podrían significar riesgos”, indicó.

Garín explicó que esta situación disparó una demanda de recursos humanos propia de una situación de emergencia y que incluso obligó a tener que contar con personal militar, que también colaboró en esta situación. También se superpuso con la auditoría para la apertura de mercados, como fue la presencia de técnicos coreanos que finalizaron su trabajo el pasado martes.

El funcionario dijo no creer que sea necesario aumentar el personal técnico, porque en el último ejercicio agrícola que finalizó en junio, en el que la exportación de ganado en pie aumentó un 50% al llegarse a 300.000 cabezas vacunas, se pudo atender con el mismo personal. Ocurrió que luego hubo otras prioridades que llevó a volcar el personal disponible para atenderlas”.

Por su parte, el presidente de la Sociedad de Medicina Veterinaria del Uruguay, Carlos Morón, manifestó a El Observador una posición divergente y opinó que el hecho de que no se autoricen nuevas exportaciones desde hace seis meses responde más a una posición política que técnica. Puso como ejemplo las exportaciones de razas lecheras, que continúan sin problemas y no son afectadas por las prioridades sanitarias que en cambio son las que hoy limitan las ventas al exterior de los ganados de carne, según expresó el ministro Tabaré Aguerre.

Según fuentes técnicas del MGAP, la exportación de ganado en pie requiere de certificaciones y cuarentenas que son variadas según el país comprador. Esto incluye que la concentración donde se realiza la cuarentena esté a cargo de funcionarios del MGAP. Efectúan muestras de sangre, aplican vacunas, hacen muestreos de tuberculinas y muestras de sangre para certificar que los animales estén libres de aftosa y  brucelosis.

También deben controlar que los animales no tengan heridas para evitar bicheras y previenen las parasitosis.

En muchos casos las certificaciones de libres de enfermedad comienzan en los predios de origen, por lo que es muy variable la cantidad de funcionarios que interviene en la operativa, informaron.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *