5 de noviembre de 2011 10:58 AM
Imprimir

Jornada del Foro de la Cadena Agroindustrial : Restricciones que opacan oportunidades

En su documento final, esta alianza de entidades del sector concluyó que las intervenciones en losmercados y las retenciones no favorecieron los precios internos; observan la ausencia de estrategias de crecimiento.

SANTA FE.- “La Argentina actúa con medidas regulatorias, impositivas y de controles de precios que tienen efectos negativos sobre la producción, mientras el gasto público no necesariamente llega a los sectores más necesitados, ni en cantidad ni en calidad”, resume el documento final difundido por el Foro de la Cadena Agroalimentaria, reunido esta semana en Santa Fe.

La cadena agroindustrial representa el 36 por ciento de empleos de todo el país, el 45% del valor agregado por la producción de bienes, el 44% de la recaudación tributaria nacional y el 55% de las exportaciones.

El Foro, conformado por casi 40 entidades de productores, proveedores de insumos y equipos, industria alimentaria, transporte, comercializadores de granos y carnes y exportadores, entre otras, realizó su octava jornada, organizada por la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

Unas 500 personas participaron del evento realizado el martes en el Centro de Convenciones Los Maderos, en la zona del puerto de esta ciudad.

El economista Eduardo Szewach, autor, por pedido del Foro, del documento “El aporte de la agroindustria, hacia un progreso sostenible”, dijo que la aplicación de las retenciones como mecanismo para despegar el precio interno de los alimentos de las cotizaciones internacionales resultó poco efectivo para “la mesa de los argentinos”.

Además, dijo que en algunos mercados “como el de la carne, desincentivó tanto la oferta que los precios al consumidor se duplicaron forzando una baja del consumo”.

En el mismo sentido, el economista senior de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) y especialista en el análisis de las negociaciones agrícolas de la Organización Mundial de Comercio (OMC), Ramesh Sharma, consideró que las políticas de restricciones adoptadas por varios países “no han conseguido que se reduzcan los precios internos” de los productos que utilizan como insumos a las commodities, por ejemplo, el pan, los quesos, y otros derivados de insumos primarios.

El diplomático advirtió, a su vez, que se ha “visto un mayor intervencionismo de parte de los gobiernos en la economía granífera”.

Aseveró Sharma que “las restricciones a las exportaciones son impopulares, pero en muchos países las aplicaron, entre ellos, la Argentina”.

Pobreza y distorsiones

Al abrir la jornada, el gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, recordó que en la Argentina hay 10 millones de pobres y esa pobreza hay que incorporarla con producción y educación porque es la única forma de construir un país inclusivo. Lo acompañó el presidente de la Bolsa santafecina, Eduardo González Kees, quien señaló que “la interrelación entre agro e industria son dos sectores ligados fuertemente como eslabones de una cadena”.

Además del documento final, se presentaron otras exposiciones de contenido político, económico y social, entre ellas, las del ex director de la Comisión Económica para América Latina (Cepal-Naciones Unidas) Bernardo Kosacoff, quien habló del papel de las cadenas de valor como fuentes de crecimiento económico en la Argentina. “Avanzar en la generación de más valor agregado significa invertir en activos específicos, desarrollar estrategias tecnológicas, calificar los recursos humanos, generar proveedores especializados, difundir marca y acceder a terceros mercados. Aquí los horizontes no son de un semestre o un año, sino de 5 o 10 años”, sostuvo el especialista.

En tanto, el economista jefe de Ieral, de la Fundación Mediterránea, Juan Manuel Garzón, enfocó su exposición a las posibilidades de crecimiento de la Argentina y su impacto social en la ocupación. “Hay un escenario posible de crecimiento de las cadenas agropecuarias y de esa manera generar 2,8 millones nuevos puestos de trabajo hacia 2020.” Además, presentó un informe en el que pronosticó perspectivas “muy buenas para los próximos 10 años en el mercado de carnes en el mundo”.

A su vez, el vicepresidente de Ieral, Jorge Vasconcelos, relacionó la situación Argentina en una visión global y advirtió que “el cambio de contexto internacional, a partir de la crisis 2007/8, todavía no ha sido incorporado en todo lo que podría hacerse para definir la estrategia de crecimiento en la Argentina”.

Para el ex secretario de Agricultura Marcelo Regúnaga la “Argentina está viviendo circunstancias muy especiales; el contexto internacional le brinda una oportunidad histórica para que el país pueda crecer de una manera sustentable”.

Completaron las exposiciones el ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez (ver recuadro); el miembro de la Dirección del diario El Litoral y de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, Gustavo Vittori; Juan Tokatlian, docente de la Universidad Torcuato Di Tella, y el ex secretario del Ministerio de Desarrollo de la Nación, Daniel Arroyo.

Cerraron la jornada los presidentes de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Luis Biolcati, y de Confederaciones Rurales Argentinas, Rubén Ferrero, quienes, más allá de las críticas a la falta de políticas para el sector, coincidieron en que la Argentina tiene un enorme potencial de crecimiento y empleo a partir de la agroindustria.

DIXIT

“La Argentina tiene hoy 10 millones de pobres y esa pobreza hay que incorporarla con producción y educación porque es la única forma de construir un país inclusivo”. Hermes Binner, gobernador de Santa Fé.

“La aplicación de las retenciones como mecanismo para despegar el precio interno de los alimentos de las cotizaciones internacionales resultó poco efectiva ” Enrique Szewach, economista.

“Hay un escenario posible de crecimiento de las cadenas agropecuarias y de esa manera generar 2,8 millones de nuevos puestos de trabajo hacia 2020”. Juan Manuel Garzón, economista jefe de Ieral.

“El cambio de contexto internacional todavía no ha sido incorporado en todo lo que podría hacerse para definir la estrategia de crecimiento en la Argentina”. Jorge Vasconcelos, vicepresidente de Ieral.

“Avanzar en la generación de valor agregado significa aumentar la tasa de inversión. Aquí los horizontes no son de un semestre o un año, sino de 5 a 10 años.” Bernardo Kosacoff, profesor en Escuela de Negocios.

“Las políticas de restricciones adoptadas por varios países no han conseguido que se reduzcan los precios internos de productos como el pan y los quesos”. Ramesh Sharma, economista senior de la FAO.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *