5 de noviembre de 2011 11:36 AM
Imprimir

En el 2012, se instrumentará plan de recuperación de viejos yerbales

En Misiones unas cien mil hectáreas de cultivo de yerba mate (50% del total hectáreas cultivadas) tienen entre 25 y 50 años y se encuentran en estado de declinación productiva. Con el fin de recuperarlos el Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) aprobó esta semana la implementación de un programa de renovación de viejos yerbales para pequeños productores. La iniciativa fue impulsada –hace dos años- por el gobierno provincial, que había planteado la necesidad de sostener la producción yerbatera y mejorar el rendimiento por hectárea.

De acuerdo a la resolución firmada por el directorio del INYM, el programa será un mecanismo de apoyo destinado a dar sustentabilidad y competitividad al sector productivo. Para la implementación, en el 2012, se destinará un millón de pesos. Los beneficiarios serán productores que sean propietarios de los yerbales inscriptos en el INYM, con una superficie máxima de diez hectáreas.

 

Además establece que los destinatarios deberán tener parcelas con yerba mate en estado de degradación del suelo y declinación productiva conforme a los parámetros que surjan del informe técnico que se emita tras un relevamiento en campo. El programa de recuperación dentro del yerbal se desarrollará durante cinco años, para posibilitar el aumento de la productividad. El plan comenzará en forma experimental con una superficie limitada y con la asistencia de un profesional. 

 

Trabajo conjunto

 

“Hace dos años, el gobernador (Maurice Closs) nos reunió a mi, el ministro del Agro y al presidente del INYM para solicitarnos que trabajemos en un proyecto de recuperación de yerbales”, recordó el diputado provincial y representante de la provincia de Misiones en el INYM, Ricardo Maciel. Fue así que la idea se expuso en el directorio del instituto y se evaluó de donde saldrían los recursos económicos.

 

Maciel explicó que el programa se llevará adelante junto al Ministerio del Agro y la Producción y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA). “Este tipo de medidas acompañan a los pedidos de mejora del precio, ya que se aportará tecnología en genética y buenas prácticas, que luego se traducirá en aumento de productividad y calidad de los yerbales”, expuso el legislador.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *