6 de noviembre de 2011 02:08 AM
Imprimir

BUSCAN REDUCIR EXIGENCIAS PARA ACCESO A MERCADO EUROPEO

Europa exige desde comienzos de este año una serie de especificaciones para el ingreso del biodiesel, que podrían poner en riesgo las exportaciones argentinas al viejo continente.

Argentina es hoy el principal aportante de las importaciones de biodiesel de la Unión Europea (UE), con más del 50 por ciento de ese mercado, pero enfrenta dos amenazas: la creciente competencia del biodiesel de palma, de Indonesia, y nuevos requisitos de acceso a la UE sobre sustentabilidad.

Desde comienzos de 2011, la UE comenzó a solicitar como condición de acceso al mercado europeo certificados de sustentabilidad, requiriendo, por un lado, demostrar que el área de donde proviene la soja no fue deforestada después del 1 de enero de 2008.

En segundo lugar exige, demostrar un ahorro de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de un mínimo de 35 por ciento.

Hasta ahora la UE homologó siete (7) sistemas de certificación -3 para etanol- “pero son muy complejos y costosos para el productor” explico, Santiago Sánchez de la Cámara Argentina de Biocombustibles (CARBIO).

El técnico explicó que representantes de la Cámara, junto con funcionarios de la Cancillería, trabajan para acercar posiciones con las autoridades de la comunidad.

También hay algunas diferencias con Estados Unidos, que exige a los productores argentinos una segregación total del producto, es decir, que la materia prima (soja) esté totalmente aislada del resto de la producción desde el momento que es grano en el campo hasta que es convierte en biodiesel en destino.

La producción de biodiesel está concentrada hoy en la exportación: dos terceras partes se comercializan en el exterior.

A futuro, la idea es concentrarse en el mercado local, donde ya hay un corte autorizado de 7 por ciento para el gasoil vehicular, y maquinaria agrícola con motores que permiten un corte de 20 por ciento.

El Gobierno también quiere que se utilice gasoil, con un corte al 10 por ciento, para las generadoras de energía eléctrica, y reducir, así, la importación del combustible fósil.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *