7 de noviembre de 2011 14:55 PM
Imprimir

No hay claridad para las mieles transgénicas de exportación

CHILE : Aún no hay nada claro sobre este tema que tiene en suspenso a productores y exportadores. Por ello, un dirigente de Biomiel llamó a los productores a acercarse a las asociaciones gremiales e informarse muy bien y no dejarse llevar por rumores.

Aún es un panorama confuso y con muchos rumores, lo que ocurre luego el fallo del Tribunal de Justicia Europeo, que determinó a principios de septiembre que la miel que contenga trazas de transgénicos en el polén, será objeto de una rotulación especial. Así lo confirmó el dirigente local de Biomiel A.G., Oscar Padilla, quien señaló que la verdad sobre las consecuencias reales de esta situación para los productores chilenos, solo se podrán conocer con la salida de las primeras exportaciones destinadas al mercado europeo, es decir, antes de fin de año.

Padilla, quien asistió a mediados de septiembre a la principal actividad internacional relacionada a la miel, Apimondia, en Buenos Aires, señaló que en la cita el tema fue tratado en profundidad y que la realidad es que aún hay situaciones pendientes, y que hay fraccionadores e importadores de miel de la misma Unión Europea, que no están conformes con el fallo y que están apelando a este, o buscando fórmulas para conciliar intereses.

A nivel interno el gremio se encuentra en espera de información certera de lo que va a ocurrir, aunque según el dirigente, han estado trabajando en temas relacionado, reuniéndose, por ejemplo,  con la Asociación de Productores de Semillas (Anpros), para buscar acuerdos a fin de transparentar el tema de la ubicación de los cultivos de semillas  trangénicas en el país. Por otro lado, a nivel regional se trabaja con Inia para acreditar un sistema de laboratorios de análisis de miel, que permita detectar polen transgénico y fitoalcaloides (estos últimos son producidos en forma natural por algunas plantas y también son objeto de medidas económicas paraarancelarias).

Explica Padilla que, tarde o temprano, se requerirán laboratorios habilitados y que los apiculores quieren que estos estén en manos de un organismo independiente, que sería bien visto que fuera el Inia. Agrega que los productores de miel no están dispuestos a que los exámenes sean realizados por los exportadores, ya que también son parte interesada en el negocio.

En este tema ya hay conversaciones con el Inia Quilamapu y se estaría viendo la posibilidad de un proyecto para financiar la ampliación de las capacidades, en estos temas específicos del Laboratorio de Miel, que ya existe y se ubica en Chillán.

Rumores

Oscar Padilla señala que estas situaciones se prestan para que, en forma intencional o casual, se echen a correr rumores. Manifiesta que los antecedentes reales que se manejan es que los precios de esta temporada serán muy similares a la anterior, pese a que ya han detectado a sectores interesados creando una suerte de pesimismo, sobre los valores sin ninguna  base.

Sobre otro decir, en el sentido que hay rechazos de miel chilena y que esto ha provocado problemas en los pagos, el dirigente afirma que la miel de la temporada pasada se exportó sin problemas, excepto la que no cumplía con las normas, que aún no consideraban las trazas de polen transgénico. Señaló que la única alternativa para esa miel es homogenizarla con mucha miel de alta calidad, para que baje las concentraciones de sustancias prohibidas.

El dirigente señaló que otro tema que hay que ver en forma urgente, es la existencia de mercados alternativos menos exigentes para el producto que podría ser castigado por la Unión Europea. Se estima que el tema de transgénicos afectaría los valores de la miel en 30% a 50% . En todo caso, la miel premium (que pasa todas las pruebas) podría subir en términos semejantes.

“Hago un llamado a los apicultores grandes y pequeños a acercarse a las organizaciones gremiales. En estos momentos hay que estar muy bien informados y no dejarse llevar por los rumores”, dijo Padilla.

Un afectado

Ahmed Hidd, es un apicultor relativamente grande de Ñuble, que maneja sobre los 2.500 cajones. Como casi todos los productores de su tamaño, presta servicios de polinización. Hasta antes de que se hiciera público a nivel nacional el fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, trabajó con reproductores de semillas de la zona, que no le informaron que su producto era transgénico. Solo se enteró gracias a La Discusión.

Ahora está renovando sus contratos para esta temporada y está pidiendo que se le compense el precio. “Llegó el momento en que tendré que decidirme si hago miel o polinización de trangénicos”, nos dice aclarándonos que para él no es un tema menor ya que entre el 40% a 50% de sus ingresos (dependiendo como venga el año) es por la miel.
“Es una necesidad estar bien informado. Con esto ya no es buen negocio polinizar por $ 7.000 como lo estábamos haciendo, porque la miel que se saque la van a castigar fuerte en los precios”, afirma.

Respecto al mercado, observa que hay inquietud en los exportadores por las repercusiones que pueda tener el tema del polen transgénico. Señala que esta temporada le ocurrió algo que no había pasado antes. “Tuve que mandar a protestar un cheque de una reconocida exportadora para que me lo cancelaran. Para mi fue complicado pero no me quedó otra alternativa ya que si se vencía el cheque, cobrar se iba a hacer mucho más difícil y yo también tenía compromisos que cubrir. Yo entiendo que ellos están pasando por un momento complicado y que hay incertidumbre de lo que viene”.

En todo caso señala que hay que adaptarse a las situaciones y seguir trabajando. Por ello y por respeto a una larga relación, lo más probable es que se siga manteniendo, se excusa de identificar las empresas con las que tuvo estos problemas. También reconoce que ahora es muy importante estar mas informado y cercano al gremio de los apicultores.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *