7 de noviembre de 2011 23:48 PM
Imprimir

El valor del diagnóstico de gestación por palpación transrectal en bovinos

El diagnóstico temprano de preñez es una herramienta indispensable si se quiere mejorar el desempeño reproductivo de un hato al disminuir el tiempo entre la inseminación artificial, el diagnóstico de no preñada y la aplicación de estrategias para volver a inseminar lo más pronto posible las vacas vacías.

La eficiencia reproductiva está fuertemente influenciada por el índice de concepción y la pérdida de gestaciones. Por esta razón la pérdida de gestaciones después del diagnóstico temprano debe tomarse en cuenta para tomar la decisión de realizar un segundo examen unas semanas después.

Las pérdidas de gestaciones reportadas en un estudio realizado con ultrasonografía por Vasconcelos y colaboradores en 1997, fueron de 11 % del día 28 al día 42 post inseminación, 6 % del 42 al 56 y 2 % del 56 al 98. Esto sugiere que la probabilidad de pérdidas de gestaciones es más alta durante las etapas más tempranas y disminuye conforme la gestación avanza.

Los ganaderos y los veterinarios han utilizado varios métodos para identificar las vacas gestantes y las vacas vacías. Los más conocidos son, la detección del celo alrededor del día 21 post inseminación, la determinación de las concentraciones de hormonas en sangre, la palpación transrectal y la ultrasonografía.

Las características o atributos que debe tener un método de diagnóstico de gestación para considerarlo como el mejor para ser aplicado en un hato ganadero son las siguientes:

1.- Sensible (que requiera el mínimo contacto con los animales).

2.- Específico (que identifique en forma exacta vacas preñadas y no preñadas, así como la edad del feto).

3.- Práctico (aplicable en condiciones de campo).

4.- Rápido.

5.- De bajo costo.

El examen transrectal para diagnóstico de gestación se conoce desde el siglo XIX y sigue siendo en la actualidad el método más usado en el manejo reproductivo de los hatos bovinos alrededor del mundo.

Conocer el estado reproductivo de las vacas en un hato, es una herramienta de manejo muy importante.

Para un ganadero, tener el conocimiento preciso y veraz sobre cuáles de sus vacas están gestantes y el tiempo de gestación de cada una de ellas, le permite calcular la fecha probable de parto y tomar decisiones importantes, tales como, cuándo suplementar o cuándo disponer de mano de obra adicional para la temporada de partos en el caso de ganado de carne, así como el secado de las vacas y otros manejos en el ganado lechero.

También le permite conocer cuáles vacas están vacías y cuáles son sus vacas problema (vacas que no quedan gestantes después de ser montadas por el toro o inseminadas varias veces). Esto le da la oportunidad de tomar la decisión de venderlas antes de que generen mayores pérdidas económicas.

En contraste, conocer la fecha probable de parto de las vaquillas puede ser un factor que les de mayor valor durante la venta de reemplazos.

El diagnóstico de gestación es una práctica que se debe realizar con la frecuencia necesaria a fin de tomar decisiones y llevar a cabo acciones que mejoren la rentabilidad del hato ganadero.

Con la información que se genera se pueden calcular los parámetros reproductivos del hato, como son, el índice de preñez, el porcentaje de concepciones al primer servicio, el porcentaje de fertilidad, los días abiertos, los servicios por concepción, etc.

Conocer el periodo abierto de cada vaca año tras año, nos permite identificar cuales son las vacas más fértiles y más eficientes. Si el periodo abierto promedio del hato es muy grande es un indicativo de que no se están llevando a cabo acciones correctivas oportunas.

El diagnóstico de gestación nos permite también conocer la eficiencia de los técnicos en inseminación artificial o de los toros que se están usando, así como también nos da la oportunidad de reconocer algunos signos clínicos relacionados con enfermedades infecciosas que causan pérdidas embrionarias, fetos momificados y abortos.

La palpación transrectal permite también, identificar y clasificar las estructuras ováricas (cuerpo lúteo y folículo) de las vacas vacías, con lo cual se puede determinar si las vacas están en anestro o si están ciclando normalmente, el periodo del estro en que se encuentra la vaca y el tratamiento adecuado para lograr la máxima eficiencia reproductiva.

Durante la revisión de la gestación de las vaquillas es común encontrar algunos ejemplares con órganos reproductivos no desarrollados, incapaces de reproducirse, que provienen de gestaciones gemelares con un macho como compañero (síndrome de Free Martín). Estos animales deben retirarse de inmediato del hato reproductivo.

El diagnóstico de gestación es un servicio muy valioso, tan valioso como cualquier otro producto indispensable para el desarrollo de una ganadería rentable. Sin embargo es importante que sea realizada por técnicos muy bien entrenados, 100 % eficaces, ya que un error en el diagnóstico puede traer graves consecuencias y generar desconfianza.

M.V.Z. Fernando Iñiguez.
Asesor Técnico Ganado Lechero.
Laboratorios Virbac México S.A. de C.V.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *