7 de noviembre de 2011 23:25 PM
Imprimir

Baja en producción y stocks de lana aseguran los buenos precios

URUGUAY : En el hemisferio norte hay gran demanda por prendas de invierno.

Los analistas del mercado lanero internacional preven que el mercado continuará demandado y con precios altos. El principal fundamento que lleva a realizar esta afirmación es la escasez de producción y los bajos stocks del producto en toda la cadena.

El mercado lanero fue analizado en profundidad por el experto del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), Roberto Parma, en la jornada anual donde la institución recibe a la prensa en el predio del Centro de Investigación y Experimentación Dr. Alberto Gallinal, en Cerro Colorado, Florida.

Parma repasó los factores positivos y negativos que podrían influir en el futuro inmediato del mercado lanero internacional. “En el otoño-invierno del hemisferio norte es cuando se puede preveer el consumo de lana del año siguiente, cuando las tiendas minoristas venden sus productos de lana. En esta zafra se percibe una fuerte demanda por prendas de lana o textiles como tapices, colchas y alfombras. Se estima que esa colocación de la industria minorista tirará de la cadena lanera, motivando la demanda de la industria”, explicó.

Sobre la producción lanera a nivel mundial dijo que “a pesar de que en Australia habrá un pequeño aumento de producción este año, pasando de producir 340 a 350 millones de kilos, en los otros países sigue disminuyendo la producción. Por lo tanto la producción mundial  de lana permanecerá prácticamente estable”.

El experto remarcó que “la mayor parte de los analistas opinan que la baja producción lanera es el factor que predominará, además de los bajos stocks en la cadena. La industria mundial va comprando lana a medida que va precisando y seguirá así por varios años”.

Entre los factores negativos que podrán influir en el mercado señaló  en primer lugar la crisis internacional. En este sentido comentó que “Grecia, la zona euro y Estados Unidos son demandantes de lana sucia y a su vez demandante de prendas de lana producidas en China. China es el motor del mercado lanero y por suerte no vive esta crisis, aunque se prevé que tenga un menor crecimiento en los próximos meses. Lo mismo pasa con India que es un importante comprador de lanas sucias”.

En el mismo sentido agregó que “es esperable una volatilidad de los precios, bajas y subas bruscas. La lana no está sola en el mundo de las fibras textiles, tiene que competir”.

El profesional del SUL explicó que “el micronaje que toman los australianos para compararlos con las otras fibras es 21 micras, la finura de una lana de Merino Australiano promedio. Históricamente la lana compite muy bien en una relación de precios de tres a uno o cuatro a uno respecto a las otras fibras”.

“Con un precio entre tres y cuatro veces mayor al del algodón, la lana compite bien por ser superior comparativamente. Pero ahora la relación lana-algodón o lana-sintético es cinco a uno. Esto provoca la sustitución de las lanas por otras fibras o mezclas. La lana se mezcla mucho con acrílico de la misma forma que el algodón se mezcla mucho con el poliéster”, agregó.

De todos modos Parma estimó que estos factores negativos no tendrán mayor impacto que la escasez de producción y stocks, por lotanto se debe esperar un futuro con buenos precios y buena demanda para este producto.

Cabe recordar que en 2010 ingresaron a Uruguay casi US$ 370 millones por exportaciones del rubro ovino.

“A pesar del auge de la carne ovina en los últimos años, la lana tiene mucho más importancia las exportaciones. Uruguay no solo exportamos lana que se produce en el país (alrededor de 32 millones de kilos en esta zafra), sino que exporta lana importada de otros países de la región, que es procesada en Uruguay”, señaló. Uruguay exporta en total alrededor de 50 millones de kilos de lana.

Parma indicó además que la producción de lana uruguaya siguió la misma tendencia del stock ovino. Una tendencia decreciente a partir del pico de fines de los años 80 y una estabilidad en las últimas zafras.

China es el segundo país productor mundial de lana pero no vende en el mercado lanero internacional. Este mercado está dominado por Australia, que es por lejos el principal exportador, seguido por Nueva Zelanda (que produce básicamente lanas gruesas, para alfombras), Uruguay, Sudáfrica y Argentina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *