8 de noviembre de 2011 01:46 AM
Imprimir

Bajaron las reservas y cayó la soja

A pesar de los controles, el Banco Central no para de perder reservas, la gente sigue retirando su dinero de los bancos y los precios de los commodities continúan en picada. El Gobierno niega todos estos indicadores que comprometen el consumo para 2012.

Cristina Fernández volvió de la Cumbre del G20 en Francia a la realidad de la economía argentina que sigue sin reconocer. En su primer acto oficial este lunes 07/11 alardeó de los supuestos elogios al “modelo” que hicieron “los colegas presidentesy citó algunas cifras para demostrar el incremento del ingreso de divisas a fin de contrarrestar la situación del dólar, a la cual no hizo referencia directa.

Es cierto que por exportaciones del sector agropecuario ingresaron unos u$s 22.200 millones, superando el récord de 2008. Pero esa cifra sigue siendo insuficiente para abastecer la demanda de la divisa estadounidense y cubrir la monumental fuga de capitales que en octubre fue de u$s 3.758 millones.

Luego Cristina citó cifras de la industria automotriz –protagonista de adelantamientos de vacaciones y suspensión de personal por la crisis y la caída de la demanda desde Brasil- sobre la producción dijo que en octubre llegó a los 753.150 vehículos y que hubo 72.068 patentamientos.

Desde Ecolatina alertaron que “las perspectivas de la industria automotriz no lucen tan auspiciosas y que no se espera un repunte de las exportaciones por el menor crecimiento mundial y de Brasil en particular, en un contexto financiero internacional dominado por la incertidumbre”.

El motor externo no impulsará al sector el año próximo pero la demanda interna podría apuntalar la expansión de la industria automotriz. El problema es que la tensión cambiaria está comenzando a afectar la actividad y el crédito interno.

Por todo esto, Ecolatina espera una desaceleración del sector automotriz respecto de los últimos 2 años. En la medida que las ventas internas sigan dinámicas el sector aún podría crecer por encima del promedio de la economía. Pero, si la demanda local se frena, la producción automotriz se estancará.

La desaceleración en la producción de automóviles no será inocua para la industria ni para la economía en general, dada la creciente gravitación del sector.

El sector automotriz también es importante en cuanto al empleo. En lo que va del año, el índice de obreros ocupados trepó 11,8% i.a., muy por encima del total industrial (+2,8% i.a.). Si bien el empleo directo del sector representa sólo 7,5% del empleo fabril, su impacto indirecto es significativo: por cada puesto de trabajo creado en la industria automotriz se generan casi 5 en el resto de la economía.

Y sobre el consumo, señala que “si el Ejecutivo no revierte la fuerte suba de tasas ni descomprime la demanda de dólares (en el mercado oficial y el paralelo), el consumo perderá dinamismo el año próximo ya que es poco probable que el salario real vuelva a crecer como en 2011”.

La medida del Gobierno para “descomprimir la demanda de dólares” fue justamente el accionar de la AFIP en el control de la compra de divisas. Pero en la segunda semana de funcionamiento de esos controles la demanda se mantiene firme.

Esto es tan así que el Banco Central este lunes 07/11 tuvo que salir a vender US$ 65 millones para evitar que la divisa se disparara. Sus arcas quedaron más cerca de perforar el piso de los u$s 47.000 millones.

Paralelamente la gente sigue retirando el dinero que tiene en los bancos pese al incremento de las tasas de interés que tendrá consecuencias en los deudores que no estén a tasa fija.

Con la caída de las reservas internacionales del Central se aprecia otra caída: la del precio de los commodities de exportación que ya están muy lejos de los niveles “gloriosos” de otras épocas.

Este lunes 07/11 los granos bajaron intensificando las caídas de la semana pasada y la soja concluyó en 292 dólares por tonelada.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (MATBA), la soja cayó 3 dólares a 292 U$S/TN. El maíz bajó 1,5 dólar a 161,50 U$S/TN. El trigo cedió 1,50 dólar a 140,5 U$S/TN y el girasol quedó plano a 299 U$S/TN

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *