8 de noviembre de 2011 17:05 PM
Imprimir

Un pool de siembra pagó menos impuestos gracias a las imágenes satelitales

La Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal dejó sin efecto la determinación de oficio realizada por la AFIP basada solamente en determinados índices de rendimiento de los cultivos publicados por el INTA. Acceda al texto completo de la sentencia.

Desde los tiempos del polémico recaudador bonaerense Santiago Montoya, los diversos organismos de recaudación intentaron recurrir a las imágenes satelitales para combatir la evasión.

A través de fotografías tomadas desde el aire, se trata de avanzar sobre las propiedades o los cultivos no declarados. Pero los tiempos cambian.

Por primera vez, un pool de siembra pagó menos impuestos gracias a la utilización de las imágenes satelitales. Así lo determinó la Justicia en la causa caratulada “Buenas Siembras SRL c/DGI“. Para acceder al texto completo haga clic aquí.

En efecto, la Sala I de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal (CNACAF) decidió dejar sin efecto la determinación de oficio realizada por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que obligaba al pool de siembra a pagar un abultado monto en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y en Ganancias.

El total de los impuestos reclamados por el organismo que conduce Ricardo Echegaray fue calculado luego de tener en cuenta determinados índices de rendimiento de los cultivos publicados por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).

A fin de contrarrestar la pretensión del fisco nacional, la empresa “Buenas Siembras” presentó las imágenes satelitales de las parcelas cuestionadas que -paradójicamente- fueron tomadas por el INTA.

La causa por dentro
Puntualmente, la AFIP le reclamaba a la empresa el IVA desde diciembre de 1996 a diciembre 1997, inclusive. También le exigía el pago de Ganancias por los años antes mencionados.

Vale aclarar que la empresa “Buenas Siembras” se dedica a la explotación de campos de terceros en las Provincias de Buenos Aires y Córdoba, mediante la modalidad del pool de siembra. La explotación de los campos la realiza tanto en forma directa como asociada a otras empresas y también subarrendando los terrenos a terceros.

Ante el reclamo inicial, el contribuyente se presentó ante el Tribunal Fiscal de la Nación (TFN) que avaló el accionar del organismo de recaudación nacional. Los magistrados de la Cámara cuestionaron el aval al asegurar que “el tribunal administrativo confirmó la utilización de rindes promedio para determinar la obligación tributaria sobre base presunta basándose únicamente en expresiones del perito técnico de la AFIP que luego fueron objeto de rectificación”.

“Los índices de rinde promedio publicados por el INTA eran elementos válidos de ponderación, en tanto y en cuanto, el contribuyente no hubiere demostrado razonablemente la causa por las cuales su producción se alejó de ellos”, señala la sentencia de Cámara.

Respecto a las imágenes satelitales y el informe adjunto, los jueces de la Cámara no dejaron lugar a dudas: “El contribuyente aportó elementos probatorios suficientes para justificar los rendimientos por debajo de los promedios publicados por el INTA”.

“La decisión concuerda con lo establecido en el artículo 18 de la Ley de Procedimientos Fiscales, que al referirse a la determinación de oficio sobre base presunta establece que la AFIP podrá efectuar la determinación calculando las ventas o los servicios realizados por el contribuyente o las utilidades en función de cualquier índice que pueda obtener, sin perjuicio del derecho del contribuyente o responsable a probar lo contrario“, aclaró el tribunal de alzada.

“Esta probanza deberá fundarse en comprobantes fehacientes y concretos, dejando de lado toda apreciación o fundamentación de carácter general. La probanza que aporte el contribuyente no hará decaer la determinación de la AFIP sino solamente en la justa medida de la prueba”, señaló el tribunal.

Los pooles de siembra bajo la mira
Agustina O’Donnell, socia del Estudio Lisicki, Litvin & Asociados, precisó a iProfesional.com que “la AFIP determinó de oficio las obligaciones de la empresa frente al IVA y Ganancias presumiendo la existencia de ventas omitidas, a partir de los índices de rinde promedio de los cultivos publicados por el INTA”.

A fin de desarticular la avanzada de la AFIP, la empresa presentó la prueba clave. “En el curso del procedimiento de determinación de oficio, y luego al recurrir ante el Tribunal Fiscal de la Nación, la empresa aportó fotos de imágenes satelitales de las parcelas explotadas, conjuntamente con un informe descriptivo de las mismas producidos ambos por uno de los Centros del INTA”, puntualizó O´Donnel.

El informe, preparado por un organismo agropecuario especializado sobre los campos explotados por la empresa, alertaba sobre diversos factores, tales como encharcamiento, inundaciones, dificultades de implantación y problemas de crecimiento, entre otros.

Por lo tanto, el documento elaborado por el INTA era prueba más que suficiente para demostrar que los rindes de los terrenos habían sido menores a los promedios que surgían de los índices publicados por el mismo organismo.

“Esta prueba fue considerada por la Cámara suficiente para descartar a tales publicaciones como indicio válido y, por ende, para concluir en la inexistencia de ventas omitidas y así dejar sin efecto la determinación de oficio practicada al contribuyente en ambos gravámenes”, explicó la tributarista.

En igual sentido, se manifestó el consultor tributario Alberto Romero al destacar que “es saludable comenzar a encontrarse con fallos en donde los avances tecnológicos también puedan ser usados por los contribuyentes para defender su postura ante la AFIP“.

“En esta oportunidad, se da el hecho curioso de que las imágenes satelitales del INTA derriban el argumento sostenido por los índices de rendimiento publicados por el mismo organismo”, resaltó Romero.

“Si bien no se puede prohibir la determinación de oficio en base presunta por parte de la AFIP, sería razonable que el fisco nacional implemente los avances tecnológicos a fin de contar con bases que se acerquen más a la realidad a considerar“, concluyó Romero.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *