8 de noviembre de 2011 13:30 PM
Imprimir

Mientras el Gobierno cuida los dólares, los productores están “sentados” sobre 5 M de toneladas de soja

El Ejecutivo busca inundar la plaza con divisas pero el campo no quiere desprenderse del remanente de la última campaña a la espera de mejores precios

La actividad en la plaza doméstica de soja, con precios mayormente deprimidos, sigue siendo relativamente poca, informaron desde la Bolsa de Comercio de Rosario.

“Sobre el final de la semana pasada, los valores de oferta de compra estuvieron en $1.250 por tonelada y hubo transacciones en niveles de $1.280. En este entorno de precios bajo presión, los negocios fueron pocos”, señalaron desde la entidad, que calcula que todavía quedan pendientes unas 5 millones de toneladas de la última cosecha.

No hay cambios sustanciales en el comportamiento de los participantes del mercado. Quien tiene soja prefiere no venderla a menos que sea estrictamente necesario o que los precios suban fuerte. Quien necesita de la soja, su patrón de compras seguirá el ritmo de compras del demandante externo y lo que cierren las cuentas”, aseguraron.

Paralelamente, la exportación y la industria aceitera no están teniendo buenos márgenes, más bien están en rojo.

“Sólo la industria de biodiesel salva la situación. Sin embargo, se comentaba que algunas plantas podían llegar a adelantar su período de mantenimiento a este noviembre”, aseguraron.

Los clientes externos, por otra parte, se han estado comportando muy cautelosamente en tiempos de precios altos.

“Uno de los principales clientes de Argentina es China. En ese sentido habrá que ver cómo se comporta en las semanas venideras. Hasta los últimos tiempos conservaba una actitud muy reservada, al menos para la mercadería de origen argentino”, explicaron.

“Hay rumores de que estaría retornando al mercado, sobre todo por aceite de soja“, destacaron, aunque alertaron que el gigante asiático “es difícil que se incline por grano de soja argentino en el momento que EE.UU. está levantando su cosecha”.

Sin embargo, desde la Bolsa de Comercio de Rosario aseguraron que la Argentina está perdiendo participación en las compras de China, dado que “nuestro share estaría en el 11% del total que el país asiático adquiere, frente a un 20% del año previo, cediendo terreno ante los otros proveedores.

Igualmente, la dependencia en este gran cliente es crítica, y creciente, por cuanto se lleva el 60% del comercio exterior de soja del mundo.

“A esta altura la atención está puesta en la campaña próxima. El tiempo ha sido favorable para las labores de siembra en Brasil y Paraguay. Brasil lleva sembrado el 41% del área de intención, adelantado respecto del año pasado y de la media (24%)”, informaron.

“Aquí en Argentina es diferente ya que se llevaría implantado el 17% del área, frente al 22% de cobertura del ciclo 2010/11”, aseguraron los expertos.

Las condiciones para las labores son irregulares, lo que depende de la zona. En la zona núcleo, de acuerdo con los agrónomos de GEA, hubo un gran avance en las labores de implantación de soja que alcanzó al 28% del total de la superficie destinada a soja de primera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *