8 de noviembre de 2011 13:48 PM
Imprimir

Mientras la situación del trigo es muy buena, se sembró el 40 por ciento de los lotes con soja

Por el momento, la campaña agrícola 2011-2012 se perfila muy bien, al menos desde el punto de vista productivo.

Las precipitaciones de septiembre y octubre aliviaron la situación del cultivo de trigo y permitieron avanzar con la siembra de maíz. “Cuando se corta la sequía que sufríamos, a partir de fines de septiembre, realmente el trigo reaccionó mucho mejor de lo que se esperaba”, evaluó el ingeniero agrónomo Daniel Lavezzari, y agregó que, si bien ya habían transitado su período crítico en cuanto a necesidades de agua con condiciones de sequía, “cuando la falta de agua se cortó gracias a las lluvias la reacción del cultivo fue muy buena, probablemente en relación al rendimiento potencial que tendrían los lotes de acuerdo a cómo se fueron manejando, esa sequía le quitó algo de rendimiento, que hoy no sabría decir cuánto, pero la recuperación posterior a la sequía fue mucho mejor a la esperada”.
Algunos trigales están en la etapa de llenado y en general cuentan con las reservas de humedad suficiente: “Hoy los lotes se ven bastante saludables, están completando la formación de granos, hay algunos que tienen grano completo y están en estado pastoso. Si bien falta algo de agua, la que recibieron les permitió formar el grano sin ningún inconveniente, y además las temperaturas moderadas están favoreciendo al trigo desde el punto de vista del rendimiento”, sostuvo el consultor privado. Según el informe semanal de la Bolsa de Comercio de Rosario, en general se espera que la productividad unitaria de trigo de la zona núcleo fluctúe entre los 30 y los 40 qq/ha, siempre en función de cómo se comporte el clima en este mes.
Desde el punto de vista de la sanidad hubo algunos inconvenientes, al igual que todas las campañas, incluso la enfermedad foliar más prevalente en Pergamino ha sido Roya anaranjada de la hoja en aquellos cultivares que son de alto riesgo frente a esta enfermedad: “También hubo Mancha amarilla, por lo que en varios casos hubo que intervenir con fungicidas. Y un hecho que hacía bastante tiempo no lo veíamos en los trigos de Pergamino es la presencia de pulgones, hubo Pulgón amarillo de la hoja como Pulgón de la espiga”.
De no mediar inconvenientes de orden climático, para los ciclos intermedios largos como los ciclos cortos, aproximadamente en tres semanas comenzaría la cosecha de trigo, y el grueso ocurrirá la última semana de noviembre y la primera de diciembre, según apuntó Daniel Lavezzari.
Sabido es de los problemas de comercialización del trigo, las dificultades que se vienen enfrentando en las últimas temporadas como resultado de limitaciones a la exportación y la consecuente falta de competencia en la formación de los precios que el productor recibe; es por ello que la pregunta es ¿quién sembró trigo en la actual campaña?: “Hay un segmento de productores y de empresarios contratistas que mantienen superficie de trigo más o menos importante, eso les permite hacer contratos de futuro (forward), en cambio el productor que sembró unas 40 ó 50 hectáreas de trigo no se anima o no se quiere arriesgar, ese es el productor que dejó de sembrar trigo”, consideró el consultor privado.

Siembra de soja

Aprovechando las buenas condiciones de humedad que había en los campos pergaminenses, la siembra de soja arrancó temprano: “Los productores que siembran más superficie comenzaron el 10 ó 15 de octubre; tuvimos una lluvia importante, la que sirvió para iniciar la implantación de la soja de primera. Después hubo una lluvia más pequeña y no uniforme en todo el Partido, lo que ha ocasionado que la siembra se haya detenido, por ejemplo en localidades como Pinzón, Rancagua, Arroyo Dulce, Ortiz Basualdo, donde la última lluvia fue de 2 a 5 milímetros; en esas zonas la implantación está prácticamente parada. En cambio el norte del Partido, localidades como Guerrico y Acevedo, la última lluvia fue mejor, entre 20 y 25 milímetros, de manera que ahí continúa la siembra”.

-¿Cuánto resta sembrar de soja de primera en Pergamino?
-Estimo que se ha implantado un 40 por ciento de la superficie total, pero lamentablemente los suelos que no tienen cobertura la humedad superficial en esos primeros cinco centímetros de profundidad, donde hay que colocar la semilla para tener una emergencia segura, ahí está faltando humedad; si uno escarba más abajo hay humedad pero no se puede colocar la semilla de soja a ocho o nueve centímetros de profundidad porque va a tener dificultades para emerger o no va a emerger.
Hay una gran diferencia entre aquellos lotes que tienen una muy buena cobertura de rastrojos de años anteriores, por ejemplo lotes que vienen de rastrojo de trigo-soja respecto del que no tiene cobertura porque vienen de soja de primera. Los primeros lotes tienen muy buena cobertura de rastrojo, y es increíble la diferencia de humedad que hay en la capa superficial entre esos lotes y los que vienen de un monocultivo de soja. Esta es una enseñanza que tiene que registrar el productor, la importancia que tiene la siembra directa pero con cobertura de rastrojo, hoy esto le permitiría continuar sembrando soja que para Pergamino es una fecha óptima. La ventana de siembra de soja es bastante amplia, diría que hasta el 15 de noviembre está bien.
El 60 por ciento que resta sembrar son muchas hectáreas, más de 60 mil, pero si llueve este fin de semana no es preocupante porque Pergamino tiene una capacidad de siembra extraordinaria, si este fin de semana llueve más o menos bien en diez días termina la siembra de soja de primera.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *