8 de noviembre de 2011 14:06 PM
Imprimir

Cristina le pidió a Obama por los cítricos entrerrianos

La liberación de las barreras arancelarias para el citrus fue uno de los temas que la presidenta, Cristina Fernández, abordó el viernes con su par de Estados Unidos, Barack Obama, durante el encuentro bilateral que mantuvieron en Cannes, luego de la Cumbre del G 20.

A pedido del gobernador Sergio Urribarri, la jefa de Estado volvió a ponerse al frente de una demanda de los productores citrícolas entrerrianos.

Durante ese encuentro los presidentes, en el que relanzaron la relación entre ambos países, acordaron además establecer un vínculo constante en materia de Agricultura, Economía, Planificación y Ciencia y Tecnología.

“Resulta muy satisfactorio que la presidenta haya hablado con Obama sobre los cuestiones relativas a los intereses de nuestras economías regionales y que, en este caso, haya insistido sobre la necesidad de liberar las barreras arancelarias y paraarancelarias para los productos cítricos, lo que en particular beneficia a nuestra provincia, que produce el 50 por ciento de los cítricos del país y el 60 de los críticos que exporta la Argentina”, dijo Urribarri, que formó parte de la comitiva oficial que encabezó Cristina en Francia.

“Sería una gran noticia para los entrerrianos y en particular para los productores que se concrete finalmente el ingreso de cítricos dulces a Estados Unidos sobre el que hemos estado trabajando intensamente en estos últimos años”, expresó el gobernador.

Recordó que las tratativas para establecer relaciones comerciales del sector citrícola con el país del norte se iniciaron durante la misión comercial que realizaron a Estados Unidos funcionarios y empresarios entrerrianos.

El tema fue retomado por la propia presidenta en Nueva York durante un encuentro con empresarios del Consejo de las Américas en 2010. “La relación muy madura que hay actualmente entre la Argentina y Estados Unidos hace que cuestiones como ésta se puedan concretar”, agregó el mandatario entrerriano.

La actividad citrícola brinda mano de obra en forma directa a 20.000 personas e indirectamente la cantidad es incalculable porque la demanda de madera y cera, entre otros insumos, es muy grande. En la actualidad se exportan 10 millones de cajas al mundo y se puede ampliar el volumen.

Según informaron fuentes del sector se puede empezar con 500.000 cajas a EE UU para continuar incrementando los volúmenes con lo que esto significa para el desarrollo de la actividad y los puestos de trabajo que se generarían.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *