8 de noviembre de 2011 12:40 PM
Imprimir

El granizo dejó daños del 100% en frutales de General Alvear

MENDOZA : En los otros cultivos varían desde el 30 al 80%. En Bowen produjo filtraciones en techos de viviendas. Desde hoy se reciben denuncias.

La temporada de tormentas inauguró el domingo por la noche en General Alvear con un conjunto de celdas que precipitaron granizo irregular y provocaron severos daños en la producción frutícola. También hubo gran cantidad de viviendas afectadas en Bowen.

Al menos cuatro mangas de comportamiento caprichoso golpearon con dureza al departamento del sur entre las 20 y las 23 del domingo, mientras eran combatidas por los dos aviones de la lucha antigranizo.

Sin un cálculo exacto del número de hectáreas afectadas hasta ayer, los primeros relevamientos arrojaron daños tan variables que van desde el 30 al 80% en viñedos y 100% en frutales, según los saltos que dieron las tormentas en las distintas áreas cultivadas.

El fenómeno ingresó desde el noroeste y comenzó precipitando un granizo pequeño en el distrito sanrafaelino de Jaime Prats y en la ciudad de Alvear alrededor de las 20.15; para atravesar luego el departamento y descargar piedra en Carmensa, el sureste de Alvear Oeste y Bowen, donde ocasionó los peores perjuicios a los cultivos.

En algunos sectores, el granizo cayó hasta 6 ó 7 veces con abundante agua, dejando daños parciales en la vid pero arrancando de cuajo las plantas de durazno de exportación o ciruela D’Agen. “Hay que tener en cuenta que cuando tenemos el 30% de daño en la vid, significa el 100% de daños en frutales”, explicó el secretario de Desarrollo municipal Alejandro Gutiérrez.

“Fue una tormenta muy rara, a algunos vecinos les llevó todo y a otros casi nada, como si hubiera ido saltando”, refirió a FM Viñas de Alvear el agricultor Rubén Ojcius de La Escandinava, donde granizó al menos 4 veces entre las 9 y las 11 de la noche.

Los daños en esa zona de Bowen se calculan entre el 80 y 100% en la producción, además de los que sufrieron las viviendas por la acumulación de hielo y hojas que dañó los techos. “Venimos sin espalda desde el año pasado y empeñados porque sacamos fiado de todos lados esperando la cosecha. Ahora con esto uno se desanima”, relató afligido el agricultor.

El sector más dañado habría formado una suerte de rectángulo que abarcó principalmente la zona comprendida por calle Centenario entre 22 y M en La Escandinava, alcanzando también a los parajes Kilómetro 884 y Compuertas Negras entre otros sitios de Bowen.

“En líneas generales fue un fenómeno irregular que descargó granizo chico de entre 1 y 3 centímetros, pero en algunos lugares puntuales se produjo la sumatoria de daños por las distintas tormentas”, indicó el ingeniero Leandro Silvestre, de la Dirección de Agricultura.

Tormenta envolvente

A los diferentes núcleos de granizo se sumó la singularidad que aportó el viento, modificando los parámetros en forma permanente durante más de dos horas. “Por lo general, las tormentas golpean un lado de las plantas. Pero esta las envolvió completas, como un remolino”, señalaron los afectados.

Sobre calle 16 precipitó 4 veces y lo que más se observó, además de los estragos del granizo, fue la caída de árboles, según relataron los vecinos de esta calle.

Hacia el sur, la tormenta alcanzó a San Pedro del Atuel aunque con granizo muy pequeño, mucha agua y vientos intensos que también derribaron álamos y frutales, ocasionando daños inferiores al 30% en la mayoría de las fincas. “Hay que esperar unos días para que seque todo y se pueda evaluar con precisión. Por ahora podemos ver la ciruela molida y todo en el suelo”, apuntó el ingeniero Gutiérrez en plena recorrida.

Mientras tanto, a partir de hoy se habilitará la recepción de denuncias por contingencias climáticas en oficinas de la comuna, mientras se espera que desde la DACC establezcan el perímetro y el número estimado de hectáreas afectado por la piedra.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *