9 de noviembre de 2011 11:15 AM
Imprimir

Obreros cárnicos cortaron la ruta y buscan soluciones

Los trabajadores del matadero Copromaneu se manifestaron por la situación de la empresa.

Hoy se reunirán con el titular de Trabajo de la provincia. Cuestionan el manejo de la firma y la falta de actividad.
 
Cipolletti >
Representantes del matadero Copromaneu S.A de Senillosa, que ayer se manifestaron en la Ruta Nacional 22, tienen previsto reunirse hoy en horas de la mañana con el secretario de Trabajo, Oscar Closs, quién intentará dar una solución al conflicto del sector.
Al término de ese encuentro, el funcionario provincial mantendría una audiencia con los empresarios de Copromaneu.
La protesta se inició ayer cuando unos 20 trabajadores cortaron la Ruta Nacional Nº 22 a unos 1.000 metros del acceso a la ciudad, en reclamo de una solución a su situación laboral.
Durante la mañana de ayer, el tránsito -liviano como pesado- tuvo que continuar su recorrido por un camino alternativo a “la altura de Colonia San Francisco”, informaron desde la Comisaría 11. Aunque en las primeras horas de la tarde levantaron la protesta al ser convocados por Closs.
Copromaneu S.A no funciona desde el 24 de agosto. Desde ese momento, los empleados “se encuentran bajo procedimiento de crisis cobrando el sueldo mínimo”, afirmó el secretario de Trabajo, aunque, como explicaron los empleados, este mes no percibieron sus haberes, originando así la protesta.
“Nosotros pedimos que continúe la fuente del trabajo del frigorífico. El corte de ruta molesta mucho, pero es la única forma de hacer saber lo que está pasando”, manifestó a LU5 uno de los empleados, Miguel Ponce.
En la comunicación con la emisora, el trabajador señaló que uno de los abogados de la empresa “nos dijo que vayamos buscando otro trabajo”. Además, les anunció que si “queremos cobrar que hagamos juicio”, aunque ni siquiera de esa forma “nos van a pagar”.
 
Problemas
“Nosotros no queremos regalar esto porque es una fuente de trabajo muy importante para la localidad, y son muchos años que hemos estado ahí”, señaló Ponce.
Juan Carlos Hafford, gerente hasta hace un mes del matadero, explicó que el cierre se debe a dos motivos: Copromaneu S.A no pasó una “inspección del Senasa por cuestiones edilicias”, a lo que se sumó “la falta de faena propia ya que el matadero estaba faenando para otros dos frigoríficos grandes que ya derivaron su trabajo a un frigorífico de Beltrán”.
Agregó que la “gente quiere seguir trabajando pero no veo viable el proyecto. La gente a cargo del matadero no entiende mucho de la industria de la carne. Los problemas vienen desde hace un tiempo largo,  por eso presenté mi renuncia”.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *