9 de noviembre de 2011 18:48 PM
Imprimir

La extraña mutación que produjo una nueva variedad de uva en Talagante

CHILE : Fenómeno surgió en predios de Alfredo Chimenti, quien patentó la cepa en cinco países

Hijo de padres italianos llegados a Chile a principios del siglo pasado, Alfredo Chimenti Agri (68 años) aún no encuentra explicación científica a la extraña mutación genética que afectó a una de sus parras y que fue la génesis de una nueva variedad de cepa, hoy apetecida por el mercado asiático.

Se trata de la Chimenti Global o uva rosada nacida hace seis años entre los miles de racimos de uva violeta que se producían en sus predios y que en septiembre pasado fue patentada por el agricultor de Talagante en el Servicio Agrícola Ganadero.

Fue en el verano de 2005 y mientras cosechaba la producción junto a sus empleados, en predios ubicados a un costado de la Autopista del Sol, que desde una de las parras apareció el extraño racimo. En ese instante, Chimenti recordó las palabras de un exportador chileno que, años antes, le aconsejó que había que buscar una uva distinta, acorde a los requerimientos de los chinos, país de gran demanda.

“Cuando vi ese racimo y lo iba a cortar, se me apareció este caballero achinadito”, recuerda el productor.

Tras ello, cuenta que tapó el racimo con su gorro y “cada tres días iba, levantaba el gorrito y seguía rosada. A fines de mayo la corté, se la di a mi familia para que la probaran. La encontraron extraordinaria”.

Su pulpa blanca, textura, sabor más dulce y pepas que no son astringentes (más fáciles de digerir) la hacían apetecible y, por ello, injertó botones de la cepa en otras parras. Al año siguiente el fenómeno se repetía y con ello brotó el interés por patentar el hallazgo .

Por esos días, a los predios de Chimenti llegaron expertos del SAG, representantes de la comisión evaluadora del Ministerio de Agricultura, quienes debían confirmar que el fenómeno respondía a una mutación somaclonal o “quimera”, como la conocen los agricultores.

“El SAG insistió mucho en lo del virus. Nosotros hicimos una serie de análisis y le demostramos que eso no era el causante del color, y cuando vieron que esto era fundamentado, dieron la bendición para que siguiéramos con la variedad”, dijo Chimenti. Un fenómeno que el agricultor lo asocia a la divinidad o también a la conexión especial que dice tener con la tierra.

Exportación

“Mi segundo apellido es Agri, así que algún feeling debo tener con la tierra, es la línea genealógica”, cuenta.

Por estos días, la uva rosada cultivada por la familia Chimenti en Talagante ya esta patentada en Estados Unidos, Perú, Sudáfrica, Puerto Rico y Namibia. En junio pasado, en tanto, el agricultor logró poner en el mercado chino las primeras 110 cajas de la variedad.

“Fue la presentación en sociedad. Era una producción tan ínfima que no creemos que vaya a causar un impacto, pero falta un par de años para cimentar una producción buena para que viajen unas 50 mil o 100 mil cajas, que es la producción para ese mercado”, cuenta Chimenti.

Lo concreto es que en febrero el agricultor tendrá su prueba de fuego con el envío de un contenedor con dos mil cajas de la cepa.

La nueva cepa producida en Talagante

Se caracteriza por su color rosado, mayor diámetro y pulpa blanca, diferente a la morada, que es propia de la red globe. Otra de sus características es ser más dulce que las otras uvas y poseer pepas blancas que no son astringentes, evitando dejar la sensación de sequedad al momento de comer. La mezcla de acidez y dulzura en su pulpa también facilitan su conservación y poder ser transportada sin problemas de que pueda perder su sabor

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *