10 de noviembre de 2011 00:40 AM
Imprimir

Entierran en cuencos los desechos pesqueros de Madryn

El conflicto en la planta que la empresa Moliendas del Sur tiene en el parque industrial pesquero de Puerto Madryn no se ha logrado superar, y en sus portones de ingreso permanecen grupos de trabajadores acampando a la espera de cobrar sus salarios vencidos. Durante la semana se esperaba la llegada de directivos de la firma provenientes de Mar del Plata y había expectativa que las deudas sean canceladas y se recupere la normalidad de la harinera de pescado.

Esta procesadora industrial de desechos era la receptora de la casi totalidad del material orgánico de descarte que producen las plantas pesqueras de la ciudad de Puerto Madryn, pero a su vez también ha recibido pescado residual de plantas de Rawson, Comodoro Rivadavia, y en algunos casos de establecimientos radicados en Santa Cruz.

La paralización de la actividad de la harinera de pescado originada por la falta regular de pago de salarios a su personal, ha provocado ese otro problema colateral que es la acumulación, a esta altura de proporciones de material de desecho en las diferentes plantas pesqueras.

Hasta determinado punto se los fue acumulando y manteniendo en cámaras de frio para evitar que los mismos entren en descomposición, pero ante la falta de solución del conflicto en Moliendas de Sur y su extensión en el tiempo, y al no haber otras opciones para que esos desperdicios se reprocesen, comenzaron a trasladarlos hacia el basural, ubicado en la zona norte de Puerto Madryn, donde se le dio deposición final a esos residuos en cuencos abiertos por equipos viales.

Mientras tanto, no se ha podido retirar de las piletas de volcado de la planta de la harinera el material que habría ingresado hace cuarenta días momentos antes que se inicie la medida de fuerza, por lo que se descuenta que allí se ha generado un foco de contaminación ambiental.

Desde la Municipalidad madrynense iniciaron una serie de gestiones tendientes a lograr que se permita el sacado de esos desechos ya en estado avanzado de putrefacción. Puntualmente, la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente local intentó sin éxito que se adopte una medida para que camiones pudieran acceder a la planta hasta el pozo de carga y recuperar ese material es descomposición para que esos vapores después no afecten el área de influencia. Por otro lado, y al haber tomado estado público la situación se esperaba que algún funcionario judicial actuara de oficio, pero nada de ello ocurrió.

La apertura de varios cuencos al norte de Madryn fueron habilitados por la misma área de la comuna portuaria a sabiendas que las pesqueras ya no estaban en condiciones de poder contener y acumular tantas toneladas de desechos en sus instalaciones.

La harina y aceite de pescado se logran con el procesamiento de materia prima que no ha entrado en estado de degradación química, por lo que todo este volumen de materia orgánica acumulado en los últimos cuarenta y cinco días no tiene otro destino posible que ser volcado en el basural.

No obstante, sigue siendo preocupante la falta de respuestas a las legítimas demandas de los empleados de la empresa para poder percibir sus remuneraciones impagas. Hasta el día de ayer, permanecían en el ingreso diferentes trabajadores de la harinera, mientras desde el Sindicato de la Alimentación intentaban contactar a representantes de la empresa, quienes habrían comprometido, hace semanas, ir cancelando paulatinamente las deudas salariales, pero el transcurrir de los días suma otras quincenas sin abonar.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *