10 de noviembre de 2011 21:59 PM
Imprimir

Distorciones que causaría el maíz partido argentino inquietan a los productores locales

CHILE : Confían en que la intervención de Cotrisa funcionará mejor que el año pasado, de acuerdo a lo señalado por el ministerio de Agricultura.

La agricultura chilena en los últimos años ha vivido un sobresalto tras otro, y a este escenario que era habitual para los cultivos tradicionales,  hoy también está afectando a los  de exportación, lo que sube el volumen de la molestia.

Ayer la mesa en pleno de la Asociación de Agricultores de Ñuble, que preside Fernando Serrano, se sumó a las inquietudes del gremio en otras latitudes del país y se quejó del problema que está produciendo el maíz partido de origen argentino que –al ser exportado como producto elaborado– se somete a una franquicia arancelaria para las exportaciones de ese país causando una distorsión en el precio chileno de este grano, lo que pone en riesgo a la agricultura, a la industria del pollo, el cerdo, entre otras pecuarias, y de rebote afecta al trigo, que por ser alternativo al maíz en la alimentación animal, también se perjudica.

Explicaron que se trata de una situación similar a la que llevó a aplicar salvaguardias a las harinas argentinas que por un mecanismo idéntico al de ahora , crea una fuerte distorsión de mercado. El problema es que Argentina aplica arancel o “retención” de 25% a las exportaciones de materias primas para favorecer el consumo interno (ejemplo: maíz entero). Pero a los productos elaborados (ejemplo: maíz partido, mezclas alimenticias, o como pollo), sólo les aplica una retención de 5%, lo que crea una competencia desleal con países como el nuestro, ya que tienen acceso a la materia prima a precios artificialmente inferiores.

Lo que piden los agricultores es una pronta aplicación de salvaguardias a través de la comisión antidistorsiones, lo que permitiría aplicar un sobrearancel  compensatorio, o buscar otra medida para que no se vea afectada la producción e industria nacional.

Cotrisa

Los productores señalaron que estaban a la expectativa de que se cumplan los anuncios que se han hecho sobre el funcionamiento este año de Cotrisa. El único punto en que hay una nebulosa, es en cómo se va a fijar la diferencia de precios entre el costo de internación de trigo internacional (que es el parámetro objetivo para fijar el valor del trigo) y los costos de operación de Cotrisa, que a juicio de los productores por ningún motivo debería superar el 10%.

Otro tema en que hay opinión dispar de la directiva es el universo de compra, que será el de los usuarios de Indap, que parte de los directivos acogen y parte no.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *