11 de noviembre de 2011 13:25 PM
Imprimir

Comenzó el primer Programa de Mejoramiento Genético Bovino en Aysén

CHILE : La iniciativa se desarrollará hasta el 2014 y e incluye del desarrollo de dos subprogramas de inseminación artificial de vaquillas y otro de introducción de toros mejoradores. Optimizar los índices reproductivos y de nacimientos, además de elevar la disponibilidad de terneros para la venta son algunos de los objetivos.

Con el fin de mejorar los rebaños de la pequeña agricultura en la región de Aysén comenzó el primer Programa de Fomento al Mejoramiento Genético Bovino, que beneficiará a ganaderos de las comunas de Lago Verde, Aysén, Río Ibáñez, Cochrane y Villa O’Higgins, por sus mayores dificultades de acceso a mercados. 

El programa se desarrollará por el Instituto de desarrollo Agropecuario (Indap) hasta el año 2014, en el cual se invertirán más de $ 389 millones aportados por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional. El sistema incluye reuniones y capacitaciones de ganaderos y equipos técnicos de la entidad. 

Desarrollo

Entre 2011 y 2014, se trabajará en la implementación de dos subprogramas. Uno de ellos es el de inseminación artificial de vaquillas, en el que trabajan equipos técnicos encabezados por médicos veterinarios, quienes inseminarán 4.500 vaquillas de crianceros de La Junta, Aysén, Coyhaique y Río Ibáñez, con razas de carne caracterizadas por su rusticidad, como son Angus Rojo, Angus Negro y Hereford. 

El segundo es plan de introducción de toros mejoradores, que ubicará a 75 toros en comodato, en sectores alejados del centro de la región como Villa O’Higgins, Cochrane, Lago Verde, La Tapera y Chile Chico. Los predios pertenecen a pequeños ganaderos con capacidad de manejo e infraestructura adecuada. 

Resultados

Del trabajo realizado, se espera incorporar 2.800 crías mejoradas, producto de un 66% de eficiencia en inseminación artificial y 5% de mortalidad entre nacimiento y destete. A ellas se sumarían 9.600 crías más en la vida fértil de los toros, considerando un 80% de parición y una mortalidad nacimiento-destete de 5% en ambos casos.
       
Además, se prevé mejorar los indicadores reproductivos, el periodo de parto así como también el promedio de pariciones, el peso al destete, la condición reproductiva de hembras y el uso de registros en los predios. 

El director regional de Indap, Carlos Hennicke explicó que lo que se busca es obtener crías con facilidad de parto,  de rápido crecimiento y buen peso al destete. Ello, disminuirá pérdidas en el los nacimientos y aumentará la disponibilidad de terneros para la venta. Agregó que también permitirá a los ganaderos “ordenar su manejo reproductivo, generando pariciones parejas, terneros de edad y peso homogéneos y, en definitiva, una mejor venta”. 

El programa, precisó Hennicke, forma parte del Plan Aysén que también se complementa con otros tres mecanismos: el Programa de Manejo Sanitario; el Sistema de Incentivo a la Retención de Vientres y el Sistema de Incentivos para la Sustentabilidad Agroambiental de los Suelos Agropecuarios. “La genética, la alimentación y el manejo sanitario son fundamentales para acceder a las oportunidades de comercialización y buenos precios que hoy se dan en mercados nacionales e internacionales”, dijo el ejecutivo.

La implementación del programa está a cargo de Nelson Padilla y Fabián Saavedra –profesionales del departamento de Fomento de Indap– quienes destacaron en la importancia del trabajo conjunto. “El éxito de un programa de inseminación y fomento genético radica tanto en los agricultores como en los técnicos”, afirmó Fabián Saavedra, tras capacitaciones de ganaderos y equipos técnicos impartidas por el médico veterinario Alejandro Luco, de la empresa ABS, que proveyó el semen para la primera temporada.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *