2 de enero de 2010 10:02 AM
Imprimir

Más carne hoy, menos mañana

Decir que se ha producido un nivel récord de exportaciones de carne sin mencionar que se ha logrado a raíz de una fuerte y constante liquidación de stock del rodeo argentino es hacer un análisis sesgado de la crítica situación que atraviesa la ganadería en nuestro país.

La fuerte intervención del gobierno nacional en la actividad ganadera, con medidas que han ahuyentado la inversión y perjudicado a la producción, ha llevado a la situación paradojal de que hoy existe una mayor cantidad de carne con destino al mercado interno y a la exportación pero a costa de una escasez futura.
Esto se debe a que el aumento en las cantidades no responde a una mejora de la productividad, sino fundamentalmente a un aumento de la faena y, en particular, de la liquidación de vientres.
Durante el presente año se ha destinado a faena cerca de 16 millones de cabezas de ganado, cifra que supera en más de 1 millón a la registrada en el 2008, con una participación de hembras que rozo el 50%, hecho que compromete la producción futura de la Argentina.
Esta liquidación de hembras no hace más que reflejar los nefastos resultados de una política adversa, que le ha quitado la rentabilidad a los productores que se dedican a la actividad de cría. Recordemos que las vacas son las fábricas de los terneros y, sin ellos, no se logran los novillos y, sin los novillos, no hay carne.
A lo largo del 2009 se han perdido cerca de 3 millones de cabezas; se han faenado más de un millón de cabezas adicionales; se han liquidado hembras, y se espera una zafra de terneros menor en 3 millones de cabezas para el 2010.
Estos no son datos para vanagloriarnos sobre mejoras en la exportación o en mayor cantidad de carne vendida en el mercado doméstico; son datos para preocuparnos por la menor oferta de carne que se avecina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *