14 de noviembre de 2011 12:22 PM
Imprimir

El ganado muerto no tendrá que ser retirado del campo en ciertas zonas de especial protección

ESPAÑA : El Gobierno español ha aprobado un Real Decreto en el que se autoriza que los cadáveres de animales domésticos se puedan dejar abandonados en el campo para alimentar a especies salvajes necrófagas en ciertas zonas que determinarán las comunidades autónomas.

El Consejo de Ministros español ha aprobado el pasado 11 de noviembre un Real Decreto por el que se regula la alimentación de determinadas especies de fauna silvestre con subproductos animales no destinados a consumo humano. Con esta nueva normativa se logra un avance muy importante al proporcionar alimentación natural de forma suficiente a especies amenazadas como el quebrantahuesos, el buitre negro, el alimoche o el oso pardo, y se contribuye a mejorar su estado de conservación, en consonancia con las políticas de protección de la biodiversidad y la sanidad animal.

El Real Decreto expone el procedimiento de aplicación de las excepciones a la retirada y recogida de los subproductos para los casos de alimentación de especies necrófagas, abriendo nuevas posibilidades que permiten la utilización de cadáveres de animales en condiciones naturales y adecuadas desde el punto de vista sanitario y ecológico.

Se mantiene el funcionamiento de muladares o comederos vallados como hasta ahora, pero se introduce la importante novedad del establecimiento de zonas de protección para la alimentación de especies necrófagas, que habrán de ser designadas por las comunidades autónomas, en las que los cadáveres podrán ser abandonados en el campo.

En esas zonas se incluyen  explotaciones ganaderas o cinegéticas no sometidas a aprovechamiento intensivo, en las que no sería necesario recoger los cadáveres siempre que se destinen a la alimentación de especies necrófagas y se cumplan una serie de requisitos técnicos (localización y requerimientos tróficos) y sanitarios (seguimiento sanitario y análisis de encefalopatías espongiformes transmisibles a determinados animales de las especies bovina, ovina y caprina).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *