14 de noviembre de 2011 17:32 PM
Imprimir

La precisión cotiza en alza en EE.UU.

En Estados Unidos, el mayor productor de maíz del mundo, el cultivo viene ganando en rendimientos individuales, de la mano de una estrategia sistémica que incluye agricultura de precisión, genética y manejo. “En los últimos siete años, el rinde promedio por hectárea creció 168 kilos”, explicó Sandy Endicott, gerente de agronomía de Pioneer en Canadá y Latinoamérica.

La maquinaria precisa se ha convertido en una fuerte aliada del maíz, con un protagonismo que crece todos los años.

Según comentó John Shanahan, gerente de investigación de Pioneer en Norte América, la última siembra del cereal en el estado de Iowa se hizo en siete días, gracias a los sistemas de GPS de guiado automático. “Se está comenzado a combinar el uso de monitoreos y la aplicación de dosis variables a través de sensores que detectan los lugares donde hay déficit de fertilizantes, por ejemplo nitrógeno”, explicó el especialista.

Los equipos, provisto por algunas empresas de tecnología agrícola, toman la información en el lote, de lo que Shanahan denominó el “maíz feliz” (con los valores óptimos en nutrientes), y la reproducen en el resto de la superficie.

Llegó para quedarse. De acuerdo con una encuesta sobre adopción de estrategias de agricultura de precisión realizado en agosto en Estados Unidos, por el Servicio de Investigación Económica del Ministerio de Agricultura de ese país, y que representa 90 por ciento del área cultivada, la mitad de los productores realiza monitoreo (mapeo) de rendimiento y guiado automático de equipos para las aplicaciones.

Los farmers que hacen agricultura con siembra directa, y están instalado en el cinturón maicero, son los que tienen el mayor índice de adopción de estas tecnologías. En cuanto a cultivos, el maíz es el que más respuesta tiene a las herramientas de precisión.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *