15 de noviembre de 2011 10:35 AM
Imprimir

El sector de la alimentación propone 10 medidas para consolidarse como un motor de la economía

ESPAÑA : La Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha hecho público el 14 de noviembre un decálogo con diez medidas necesarias para consolidar al sector de la alimentación como un motor para la recuperación económica y el empleo.

La industria de la alimentación aporta el 7,6% del PIB y emplea a más de 444.000 personas en nuestro país, siendo un sector cuya aportación al PIB se sitúa por encima de otros como el de la automoción, las telecomunicaciones, la moda, y sólo es superado por el sector del turismo. Además, con unas exportaciones por valor de más de 16.000 millones de euros, es uno de los pocos sectores con una balanza comercial positiva.

Según Horacio González Alemán, secretario general de FIAB, “nuestro país se juega mucho en estos momentos, y la industria española de alimentación y bebidas está determinada a jugar su papel dentro de la sociedad para contribuir a la salida de la actual situación. Para ello es imprescindible que el nuevo gobierno asuma una serie de compromisos que ayuden a impulsar nuestro crecimiento”.

FIAB ha trasladado a los partidos políticos un documento que recoge las propuestas para que España cuente con la industria alimentaria que necesita, que incluye medidas que buscan:
• Una mayor eficiencia en la relación con la Administración a través de la creación de una Secretaría de Estado de Alimentación y una Comisión Interministerial de Política Alimentaria.
• El impulso de los cambios necesarios para lograr un mayor equilibrio en toda la cadena del sector, tanto a nivel europeo como nacional, estableciendo las pautas para ordenar las relaciones comerciales entre el productor, la industria y la distribución, en el respeto de las normas de competencia.
• Situar a España como un líder mundial en el trinomio Turismo-Gastronomía-Alimentación.
• Que España sea un país que destaque por los valores positivos de una correcta alimentación y no derribe un importante valor social y económico para nuestro país.
• La creación de un fondo específico para impulsar la innovación en uno de los sectores identificados como maduros y claves para la I+D española.
• La creación de un entorno macroeconómico que permita recuperar la confianza y reactive el consumo y el crédito a las Pymes (que representan el 96% del sector).

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *