15 de noviembre de 2011 15:44 PM
Imprimir

El costoso frigorífico Pampa Natural sigue cerrado

LA PAMPA : Aunque los ex empleados del frigorífico Pampa Natural aún esperan que la planta reabra sus puertas, no hay novedades al respecto ni señales que permitan reactivar esa fuente de trabajo. Desde el Sindicato de los Trabajadores de la Carne reconocieron que hay tratativas pero no quieren crear "falsas expectativas".

Dardo Loza, miembro del sindicato, explicó que aún mantienen el contacto con varias de las personas que fueron despedidas del frigorífico. También comentó que la mayoría de los ex trabajadores se reincorporaron al mercado laboral, en diferentes sectores comerciales no todos vinculados a la carne, pero están atentos para ver si la planta reabre.
Las esperanzas de volver a estar activos en el frigorífico son alimentadas por un compromiso firmado entre los dueños de la empresa y la sindicatura a fines de enero. Cuando los empleados tuvieron confirmado el despido y acordaron el cobro del 50 por ciento de las indemnizaciones les prometieron “prioridad”.
Eso significa que se elaboró un listado con los nombres de los trabajadores, que el Sindicato de la Carne tiene vigente, que será presentado cuando una nueva firma compre el frigorífico para que los antiguos empleados sean contratados.
Loza aseguró que “hay diferentes empresarios interesados” para comprar Pampa Natural, pero es más un sondeo de posibilidades, y afirmó que no tienen “nada concreto” y las instalaciones permanecen cerradas.

Historia.
Pampa Natural, situado a pocos kilómetros de Pico y en proximidades de Speluzzi, fue inaugurado en diciembre de 2007. En ese momento los representantes del Gobierno pampeano acompañaron al directorio del frigorífico y prometieron alrededor de 300 puestos laborales y la faena mensual de 6 mil vacunos. El establecimiento se volvió una realidad con un importante aporte provincial, fue un crédito de $14 millones a devolver en 10 años y con dos de gracia.
La planta comenzó a trabajar en abril de 2008 y los conflictos no tardaron en llegar. Antes de finalizar ese año ya hubo retrasos en el pago de sueldos y para diciembre 180 trabajadores tuvieron “vacaciones anticipadas” sin haber cobrado. Esa situación fue el comienzo de varias idas y vueltas para los empleados, porque cada vez que la empresa se vio en apuros económicos ellos fueron los primeros perjudicados.
Durante 2009, con el argumento que estaba la cuota Hilton pero que no tenían el permiso para exportar, fueron cesanteados 50 empleados, explicación que dio el entonces gerente del predio, José Sevilla.
Ya en 2010, entre junio y julio, los conflictos se agudizaron y los obreros despedidos o con retrasos en sus salarios (unos 130) realizaron cortes de rutas, acamparon frente a la planta, quemaron cubiertas y bloquearon el ingreso de vehículos por miedo a un “vaciamiento del lugar”. La firma dijo que no podía solventar el pago de sueldos y se presentó en convocatoria de acreedores.

Atención.
Al mismo tiempo, los trabajadores se reunieron con el intendente de Pico y la municipalidad les entregó cajas con alimentos. Incluso tuvieron la atención del gobernador Oscar Jorge. Por unos meses los empleados fueron asistidos con subsidios nacionales, como una solución provisoria.
Por último, a fines de enero, el delegado de los trabajadores del Frigorífico Pampa Natural, Ismael Pereyra, dijo: “Los 130 trabajadores quedamos despedidos y quedó confirmado después de las fallas en las negociaciones ya que la situación no pudo aguantarse más”. Fue en esos días que el empresario Martín Fosatti, su abogada Susana Germignani, los integrantes del Sindicato de la Carne y los empleados del lugar, determinaron el pago del 50 por ciento sus indemnizaciones en tres cuotas.
Cada vez que se difundía la llegada de posibles compradores las esperanzas revivían. Hoy la planta está abandonada y sin mayores explicaciones oficiales sobre los fondos destinados a un proyecto que desbarrancó a poco de andar.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *