17 de noviembre de 2011 09:43 AM
Imprimir

Cristina ironizó sobre Expoagro y anunció inversiones al sector rural

Fue este miércoles cuando firmó un decreto que autorizó un préstamo BID por u$s230 millones. Resaltó que en la feria de Las Parejas el costo de exponer es de $1.000 contra $85.000 de la “megamuestra”, ordenó a Domínguez respaldar las exposiciones pymes del interior por el precio “prohibitivo” de la Expoagro cuyo costo deja afuera a las empresas del “interior profundo".

“No hacemos agua, la encauzamos” indicaba el video institucional que se proyecto este miércoles previo al discurso presidencial sobre el anuncio para distintas obras de riego por 230 millones de dólares que encabezó la presidenta de la Nación en Casa de Gobierno.

“Me gustó la consigna”, comenzó la mandataria su alocución, segundos después: “No hacemos agua” reiteró. Y “novamos a hacer agua”, añadió. “Aunque algunos quieren que hagamos agua”, chicaneó después la Jefa de Estado.

Acompañada por varios integrantes del gabinete, en especial el relativo al área específica, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, y una decena de gobernadores la presidenta firmó el decreto en el que autoriza el préstamo del BID por el monto indicado para obras de infraestructura que se canalizan a través del Programa de Servicios Agrícolas Provinciales (Prosap).

Durante el acto varios gobernadores firmaron convenios por distintas obras de riego y desarrollo rural que se ejecutarán por caso en las provincias de Salta, Buenos Aires, San Juan y Entre Ríos.

Haciendo foco en que el 70 por ciento del territorio nacional se halla en zonas áridas o semiáridas, la mandataria resaltó el trabajo del Prosap que coordina Jorge Neme, con 18 proyectos de infraestructura ejecutados y 14 más en ejecución, con recursos por 1.849 millones de pesos.

La presidenta resaltó que la superficie irrigada a nivel nacional creció desde 2002 a 2008 un 63 por ciento, gracias a la decisión política de fomentar la inversión en infraestructura para tornar productivas 2,2 millones de hectáreas.

Aún así la Jefa de Estado reconoció que todavía es mucho lo que queda por delante ya que la cantidad de explotaciones agropecuarias que cuentan con riego abarca a apenas el 27 por ciento del total, unas 55 mil empresas según datos del censo 2008.

La inversión en riego y drenaje de agua absorbió el 43 por ciento de las inversiones, los caminos rurales 18 por ciento, también en electrificación un 10 por ciento, sanidad animal y vegetal el 14 por ciento, gasificación 2 por ciento, y desarrollo comercial y tecnológico un 6 por ciento.

Las obras se traducen en unos 653km de canales impermeabilizados, 217km de acueducto para bebedero animal, 282km de drenaje y 152km de tuberías de riego con presurización.

Además de las obras en riego e infraestructura, la presidenta destacó los proyectos “para regularizar la situación dominial de poblaciones originarias” sobre las tierras que habitan como las que se firmó este miércoles con el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Al regularizar su situación respecto de la propiedad de la tierra de las comunidades originarias se las incorpora a la estructura de la agricultura familiar, sobre la que destacó que produce el 70 u 80 por ciento de lo que “sustenta a la mesa de los argentinos, el resto normalmente va a exportación”.

El otro punto que destacó la mandataria es un préstamo por 100 millones de dólares por parte de la Corporación Andina para la industria azucarera en el desarrollo de etanol “que ocupa un lugar muy importante en el norte del país en mano de obra y desarrollo agroindustrial”, dijo.

Sobre el factor climático la presidenta asumió el compromiso de continuar la política de inversiones en materia de riego, pero recordó que en su visita a Coninagro había expresado a los productores la necesidad de que reinvirtieran utilidades en la cobertura de seguros climáticos, ante lo imprevisible de esa variable.

También recomendó que la agricultura se integre verticalmente para producir su propio combustible sin depender de factores externos como los precios internacionales del petróleo, cuya evolución pueden restar competitividad a los productores.

La presidenta recordó además la exposición de Las Parejas, del día previo en Santa Fe. Reiteró los elogios hacia la firma Plá por el desarrollo de una pulverizadora cuya tecnología le permitió ingresar en el mercado de los Estados Unidos.

En su repaso por la visita a la exposición pyme de Las Parejas destacó las características de la muestra a la que calificó como “muy importante”, porque la participación en esa feria “sale únicamente mil pesos” añadió.

Ese costo permite que puedan participar “nuestras pequeñas y medianas empresas”, dijo, “no como en otras empresas o megaeventos agro o expoagro, que son muy importantes pero que en (un espacio de) diez por diez una parcela cuesta 85 mil pesos”. Lo que consideró “absolutamente prohibitivo para cualquier pequeña o mediana empresa”.

La comparación entre ambas exposiciones y sus costos, tuvo como destinatarios a los organizadores de la “megamuestra” anual que se realiza desde hace años y organizan Clarín y La Nación.

La comparación fue también un tiro por elevación al gobernador de Salta donde a fines de este mes se realizará la Expoagro Norte, organizado también por ambos grupos mediáticos.

Luego se dirigió a Domínguez y le ordenó “apoyar mucho a estos encuentros de pequeñas y medianas empresas del país” para fomentar el desarrollo de las empresas pymes que representan “el interior profundo”, señaló Cristina.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *