17 de noviembre de 2011 09:48 AM
Imprimir

La FAA rechazó aumento del inmobiliario y exige segmentación a su aplicación

El Consejo Federado Bonaerense expresó el “más absoluto desacuerdo” y se declaró en estado de “alerta y movilización".

El Consejo Federado Bonaerense (CFB) expresó este miércoles el “más absoluto desacuerdo” con los proyectos de Ley Fiscal y de presupuesto 2012 que envió el gobernador Daniel Scioli a la legislatura provincial, y se declaró “en estado de alerta y movilización” y vertieron duras críticas al Ejecutivo provincial en un comunicado.

“Una vez más el gobierno de Scioli persiste en su actitud constante de hacer las cosas en forma inconsulta; y en esta ocasión la situación se torna más grave porque el Poder Legislativo provincial, habiendo recibido la iniciativa no convoca a dar discusión sobre el tema” se quejó el Consejo provincial de la FAA.

El presidente del CFB, Guillermo Giannasi, criticó que el gobierno provincial “actúa sin consensos”, y remarcó el proyecto de presupuesto y ley impositiva que estudia la legislatura provincial para el próximo año “causará serios perjuicios a los pequeños y medianos productores. Ante esta actitud, manifestamos nuestro total y absoluto desacuerdo”.

Contrariamente a lo que había ocurrido con la dirigencia de Carbap, la entidad que manifestó el acuerdo con el aumento del inmobiliario rural en torno al 27% en promedio, por considerarlo “razonable”, los federados bonaerenses salieron al cruce del gobernador bonaerense.

GIannasi calificó como “impensable” que el impuesto se eleve en un 27% para todas las zonas productivas de la provincia. Y reclamó por la “necesidad imperiosa de que se segmente y diferencie a los productores”.

Al igual que como proponen con los derechos de exportación la FAA pretende con la segmentación evitar “que todos los productores paguen lo mismo, produzcan a pequeña escala o sean grandes grupos que siembran miles de hectáreas”, si el incremento se aplica en forma uniforme.

Para Giannasi “es inconcebible que se pretenda cobrar el 30% del tributo a partidos que están en el sudoeste bonaerense, que vienen soportando durante años serias adversidades climáticas”. La exención del 70% del impuesto fue anunciada luego de que el gobierno provincial mantuviera una reunión con la plana mayor de Carbap hace un par de semanas.

La entidad federada también manifestó su rechazo “al aumento en un 100% del tributo correspondiente a Ingresos Brutos, que pasaría a pagar del 1 al 2% de todas las ventas al por mayor de las materias primas agrícolas”, aportó Julio Currás director titular del CFB, quien pidió además eximir del pago a los productores más pequeños.

Currás también puso el acento sobre “el cambio sustancial que están intentando hacer (desde el gobierno provincial) en relación con la situación impositiva de las cooperativas, que pasarían a ser gravadas con IIBB, modificación con la que estamos abiertamente en desacuerdo, por el grave perjuicio económico que ello implicaría”, señaló.

Currás apuntó a Scioli y aseguró que “sorprende que un gobernador que adhiere a las políticas públicas del gobierno nacional vaya a contramano de lo planteado por las autoridades nacionales, que dijeron querer favorecer el cooperativismo”.

Los federados advirtieron además que el gobierno provincial busca reformar la legislación actual para evitar normas específicas en la aplicación de revalúos de los inmuebles rurales. “Buscan reformar todo el esquema legal vigente, eliminando la necesidad de dictar una ley especial para proceder a los revalúos, permitiendo así que lo pueda hacer directamente el Ejecutivo provincial, al tiempo que le otorga la competencia sobre el tema a ARBA, quien en definitiva podrá decidir a su antojo sobre el tema”, remarcaron.

La entidad calificó como “discrecional” ese nuevo sistema, y advirtió también sobre las comisiones locales que se busca crear para la decisión del revalúo en las que se elimina “la participación que tenían los representantes de las entidades gremiales agropecuarias, que representan a los productores”.

Finalmente los federados apuntaron al Programa de Desarrollo del Sudoeste bonaerense. “Es muy sorprendente que a la región más castigada de Buenos Aires se le disminuya el presupuesto en un 52%, pasando de los 48 millones vigentes a 28 millones de pesos en el año 2012. Resulta incomprensible porque no sólo la situación en la zona no mejoró, sino que se agrava por el paso del tiempo”, afirman.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *