19 de noviembre de 2011 06:14 AM
Imprimir

Auguran buen desempeño para agronegocio uruguayo

Visión. Países emergentes sostendrán precios de alimentos

Los agronegocios en Uruguay tendrán buen desempeño pese a que la crisis económica se está agravando y sin perjuicio de que aparezcan desafíos como la suba de los costos, según estimó Pablo Rosselli de la Consultora Deloitte.

“Las perspectivas para el agronegocio uruguayo son muy buenas y a pesar de las incertidumbres económicas que estamos viendo en el mercado internacional, por la crisis en la Unión Europea, tendemos a pensar que las economías de países emergentes van a seguir siendo un motor de crecimiento del mercado mundial. Eso le dará sustento a los precios de los alimentos”, aseguró el economista Pablo Rosselli de la Consultora Deloitte.

Rosselli fue uno de los platos fuertes del Seminario: “Situación del Sector Agropecuario y su visión para el Corto y Mediano Plazo”, que organizó la Federación Rural, destinado a generar información confiable que ayuden a tomar mejores decisiones.

Para el consultor de Deloitte, la fortaleza de las economías de los países emergentes, será lo que le dará sustento a los precios de los alimentos en el mundo y eso favorecerá a países productores como Uruguay.

Rosselli dijo que es notorio que “la crisis internacional se está agravando y los riesgos de tener un escenario más negativo en 2012, se han incrementado. En ese marco, tendemos a pensar que los agronegocios en Uruguay van a continuar mostrando un buen desempeño, sin perjuicio de que aparecen algunos desafíos, como la suba de los costos y los generados por los cambios en las relaciones de precios, que hoy son favorables”.

En su charla, el panelista remarcó la fuerte valorización del ganado gordo y de la reposición. En cuanto mayores incrementos, aseguró que “con las incertidumbres que estamos manejando en el contexto externo tendemos a pensar que no deberíamos prever mayores precios, por lo menos en el corto plazo”.

TRANSFERENCIA. Por otro lado, aseguró que la consultora Deloitte tiene estudios que aseguran que los precios del ganado “recogen razonablemente bien lo que son los precios internacionales de la carne. Cuando los precios internacionales de la carne suben, los del ganado siguen la misma tendencia y viceversa”.

Para Roselli, es un ajuste “más o menos simétrico y la velocidad, es más o menos igual. Lógicamente inciden otros factores en la determinación de los precios del ganado, como los costos que tienen los frigoríficos para faenar y por el lado de los productores por la relativa falta o los costos que pueda tener el engorde de ganado. Tenemos una escasez fuerte de ganado que tiene que ver con la sequía de 2009 y que fue reforzado por las exportaciones en pie”. Según el experto, “en este contexto el ganado de reposición se valorizó frente al ganado gordo y la hacienda gorda se valorizó frente al precio de exportación. Del lado de la industria, eso supone niveles bajos de rentabilidad”.

Piden reglas claras

“Se necesita un marco adecuado para realizar los negocios en el agro y para invertir más”, demandó Guzmán Tellechea, vicepresidente de la Asociación Rural del Uruguay y moderador del primer panel: “Situación y Perspectivas para la Pecuaria”.

Según su visión, se puede ser optimista en cuanto al futuro de la pecuaria uruguaya, “tenemos un país con una ganadería privilegiada, una cultura ganadera por excelencia y de muchas generaciones, pero a la hora de querer invertir más, producir más, dar más mano de obra y generar bienestar para toda la sociedad, nos llega a la mente aquello de que: el zorro que fue apedreado desde lejos olfatea”…    El País

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *