19 de noviembre de 2011 15:48 PM
Imprimir

El kirchnerismo tantea en Santa Fe un aumento encubierto de las retenciones de la soja

Un grupo de diputados santafesinos liderados por el Frente para la Victoria presentó un proyecto de ley que busca aplicar Ingresos Brutos a las exportaciones de la soja. Habría acuerdo político en la Cámara de Diputados para aprobar la iniciativa. En el sector temen que sea un anticipo de una estrategia nacional.

En los últimos días se conoció que un grupo de diputados de la provincia de Santa Fe presentaron un proyecto de Ley que pretende aplicar un impuesto sobre los Ingresos Brutos a las exportaciones de poroto de soja y sus derivados.

El tema comenzó a generar una fuerte polémica en el sector agropecuario santafesino que se opuso de manera rotunda a la iniciativa. Los primeros en salir a rechazar el proyecto fueron las Bolsas de Comercio de Rosario y de Santa Fe.

“Introducir un gravamen provincial sobre las exportaciones, no sólo va en contra del principio universalmente aceptado de no exportar impuestos, sino que atenta contra la competitividad internacional de los agentes económicos”, apuntaron las entidades.

“No sólo afectaría a las empresas ya radicadas en la provincia, sino que desalentaría la inversión y el desarrollo de nuevos emprendimientos, dejando fuera de foco a Santa Fe respecto de jurisdicciones vecinas que tendrían una carga fiscal menor”, indicaron.

Las Bolsas puntualizaron que la ley 23.548 de Coparticipación Federal no permite que las provincias graven con Ingresos Brutos la actividad de exportación y que por lo tanto “la pretensión del proyecto en cuestión es contraria a dicha norma de jerarquía constitucional”.

Otra de las entidades que salió al cruce del proyecto fue la Sociedad Rural (SRA), que ya solicitó formalmente al presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe, Eduardo Di Pollina, su intervención en el tema para intentar evitar dar curso a la iniciativa.

“El productor es tomador de precios y un nuevo impuesto sería directamente descontado del producido de su venta, afectando la inversión tecnológica y la sustentabilidad, quitando incentivos para el uso de fertilizantes y agroquímicos”, disparó la SRA.

“Este proyecto es violatorio de las normas vigentes y desvirtuaría la esencia misma del régimen de coparticipación, socavando los cimientos de su razón de ser y vulnerando una norma de jerarquía constitucional”, señaló la entidad.

En sus fundamentos, el plan propone generar dos fondos con el dinero recaudado a través del nuevo impuesto: el primer fondo se utilizaría para atender el déficit habitacional, mientras que el segundo sería destinado para el fomento de la industria.

Acuerdo Legislativo

La iniciativa es suscripta por los diputados Claudia Saldaña (Frente para la Victoria), Ricardo Peirone (FpV) y Luis Rubeo (FpV); Silvia De Césaris (PJ Federal); Alberto Cejas (Movimiento Obrero); y Marcelo Brignone (Dignidad y la Equidad).

Según pudo averiguar La Política Online, existe un cierto consenso generalizado para que el proyecto sea aprobado en Diputados. El punto central pasará por los legisladores del Frente Progresista Cívico y Social que todavía no se pronunciaron al respecto.

Las fuentes consultadas señalaron que será clave la elaboración de un acuerdo político entre los diputados kirchneristas y los que responden al actual gobernador Hermes Binner, que por ahora siguen siendo mayoría en el recinto santafesino.

En este sentido, a partir de la nueva composición que arrojó la última elección de octubre (que equilibró mucho más la relación de fuerzas), ambos sectores deberán comenzar a establecer acuerdos para lograr convivir sin mayores inconvenientes.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *