5 de enero de 2010 06:52 AM
Imprimir

España  –  Un año para olvidar

Si 2008 fue complicado para los ganaderos, 2009 "mejor ni recordarlo". La tónica: costes de producción elevados y precios en origen por los suelos, que vaticinan un futuro incierto, especialmente para los que se han quedado en la cuerda floja.

BALANCE 2009: Mal sabor de boca deja este año que se va y que todo el sector prefiere olvidar. El principal handicap: los bajos precios en origen que han dejado por los suelos la rentabilidad de unos ganaderos que, ya de por sí, arrastraban de 2008 una situación muy complicada.

EL AÑO DE LA LECHE

Sin quererlo, el sector de vacuno de leche tiñó de blanco el año con protestas que fueron la nota dominante, motivadas por los bajos precios -que llegaron hasta los 0,25 euros por litro– y la falta de rentabilidad de las explotaciones.

Desde principio de año, la mayor parte de los países de la Unión Europea presionaron a Bruselas para que activara más ayudas hasta que la fuerza de 21 países -entre ellos España- logró que la comisaria de Agricultura, Mariann Fischer, aceptara una ayuda de 300 millones extra. Además, se puso en marcha un Grupo de Alto Nivel sobre la leche encaminado a estudiar, entre otros aspectos, cómo reducir la volatilidad de los mercados.

Sin embargo, y a pesar de todo ello, el responsable de Producción Ganadera de COAG, José Luis Iranzo, cree que se está perdiendo el poco peso que el vacuno de leche español tenía "ya que dependemos totalmente del exterior" con una producción de 6 millones y un consumo de 9,5 millones de euros.

La nota positiva: en 2009 llegó la firma de un acuerdo entre los eslabones de la cadena encaminada a dar estabilidad al sector y, aunque sus inicios han sido complicados con los contratos bajo mínimos, "está comenzando a avanzar" defiende UPA.

VACUNO DE CARNE

La crisis económica provocó "el resentimiento del consumo" comenta Iranzo, a lo que hay que sumar los problemas de precios que comparte con los demás sectores, especialmente en cuanto a los costes en alimentación "que se han visto incrementados por la sequía", asegura UPA.

Uno de los hitos de este año fue el fin de las disputas entre EE.UU. y la UE por la carne hormonada que se resolvió permitiendo al país americano exportar a tierras comunitarias 20.000 toneladas de carne de vacuno de calidad, que no haya sido hormonada, durante tres años -al cuarto la cantidad se elevará a 45.000 toneladas- y en compensación,  Norteamérica mantendrá las sanciones contra los productos de la UE pero no establecerá nuevas penalizaciones y en el cuarto año las suprimirá.

LOS MALOS DATOS DEL OVINO Y EL CAPRINO

En este sector, como en todos, se repite la situación: precios bajos y costes de producción muy elevados con "el número de explotaciones en caída libre desde hace ya más de 3 años" apunta Adolfo Alcalde, responsable de Ganadería de ASAJA.

Pero sin duda, uno de los grandes problemas del ovino-caprino ha sido la falta de consumo que "en 2009 volvió a bajar a los 3,4 kilos por habitante y año", una cifra, dice Alcalde, "prácticamente simbólica", para un sector, que es necesario potenciar, puntualiza Iranzo, para proteger el medio ambiente ya que "su desaparición traería graves consecuencias climáticas".

Durante este 2009 además, vio la luz la Guía del etiquetado facultativo de la carne de cordero y cabrito, encaminado "a ayudar al consumidor a saber de dónde procede la carne que está comiendo", apunta Alcalde y nació el contrato tipo para la leche de cabra, a imagen del de la leche de vaca.

PORCINO, LA HISTORIA INTERMINABLE

En 2007 empezó el calvario de este sector que está sumido, desde entonces, en una profunda crisis. No fue mejor 2009 protagonizado por "los bajos precios y los elevados costes" sumado a las amenazas "de cierre de fronteras" -especialmente de Rusia- motivados por la Gripe A, explica Román Santalla, responsable de Ganadería de UPA.

La paridad euro/dólar jugó en contra del sector mermando su competitividad en el extranjero y "siendo sustituidos en ocasiones por producciones de terceros países, afirma Alcalde quien además recuerda que España solicitó, en reiteradas ocasiones, a la CE la aplicación de medidas de restitución a la exportación o de almacenamiento privado sin obtener respuesta.

Para Iranzo, los beneficios que se lograron hace años, "se están lapidando en estos últimos tres" y la crisis ya no sólo afecta a la producción "también a la industria donde vemos cómo comienzan ya a cerrar mataderos".

Las buenas noticias para el porcino de capa blanca pasaron por la puesta en marcha de su interprofesional que, aunque se firmó durante 2008, ha sido este año cuando ha dado sus primero pasos.

También importante, el ligero descenso que experimentaron los precios de los piensos "lo que ha permitido, en algunos casos, cubrir los costes".

OTROS SECTORES

La avicultura parece ser, en los últimos años, la que mejor capea la crisis y aunque "sus precios también están bajos, consiguen mantenerse", dice Iranzo, gracias, en parte "a que su consumo, por la crisis, ha crecido, ya que se trata de una carne barata".

Por su parte, el sector cunícola también ha sufrido los azotes de la crisis, perdiendo este año, el 12 por ciento de sus explotaciones según UPA. Sin embargo, los precios medios, aunque bajos, se han mantenido en los niveles de años anteriores lo que, sumado al descenso de los piensos "ha permitido que la situación para los cunicultores sea menos dramática que el pasado año".

SANIDAD ANIMAL

"La cabaña española es una de las más sanas de todo el mundo" asegura Iranzo. La campaña de vacunación contra la lengua azul  "dio sus frutos", añade Alcalde, detectándose sólo pequeños focos en zonas fronterizas con Portugal.

Pero no es lo único, enfermedades como la de Aujeszky "están prácticamente extinguidas" mientras otras como la Encepalopatía Espongiforme Bovina "lleva muchos años descendiendo". "Hace ya mucho tiempo que no se recuerda una gran afección en la ganadería española".

…Y PARA EL FUTURO…

Incertidumbre, "no sabemos hacia dónde van a ir las cosas", con una merma en el relevo generacional "con menos gente que apuesta por el campo" y con unas administraciones que "no vemos que reaccionen a nuestras peticiones". Por eso, "no podemos ser muy optimistas".

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *