22 de noviembre de 2011 10:54 AM
Imprimir

Guatemala certificará inocuidad de su miel

El Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga) implementará a partir del 2012 un plan nacional de muestreo de residuos químicos y de polen de OGM en miel de abejas (Apis mellifera L.), como parte de un sistema de control y vigilancia que asegure la inocuidad del producto en el país.

La disposición surgió luego de que en septiembre recién pasado aumentara la presión del sector apícola hacia el Maga, para que certifique que Guatemala está libre de organismos genéticamente modificados (OGM), tras un reciente fallo judicial en Europa que restringe la comercialización de miel con residuos de polen transgénico, a menos que esté autorizado.

A raíz de esa petición, en octubre el Maga concluyó: “No se puede dar certeza de la inexistencia de transgénicos en el país, tomando en cuenta que en México y Honduras se cultivan —los transgénicos— y que las fronteras entre estos países son altamente permeables”.

“Si bien en el país no se ha autorizado el cultivo o importación de semillas transgénicas, es posible que existan; de ahí que dentro del monitoreo para la miel en el 2012 se incluyen algunas pruebas para determinar su existencia, y sobre esa base certificar la producción”, dijo Antonio Ferraté, director de Inocuidad del Viceministerio de Sanidad Agropecuaria y Regulaciones del Maga.

Según datos del Comité Apícola de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), el país envía al exterior unos 120 contenedores —de 20 toneladas cada uno— de miel de abeja cada año, de los cuales, el 88% va hacia Europa (Alemania adquiere 36%, Reino Unido 19%, y el resto de Europa, 33%).

“Hasta ahora no hemos tenido problemas, y lo que vemos es la amenaza, por lo que estamos a la expectativa de lo que hacen otros países para adherirnos”, dijo Ricardo Santacruz, director de la División Agrícola de Agexport.

En esa línea, el Maga prefirió adelantarse y lo incluyó dentro del plan de muestreo que comenzará en enero del 2012, y presentará un informe de resultados en abril, un análisis específico para la detección de residuos de OGM, además de las evaluaciones para residuos químicos.

De acuerdo con la metodología, 45 muestras se obtendrán de apiarios en Sololá, Quetzaltenango y San Marcos; 30 más en Escuintla, Retalhuleu y Huehuetenango; 20 en Jutiapa, Sacatepéquez y Chimaltenango, y 10 en Petén, Alta y Baja Verapaz, El Progreso, Chiquimula, Jutiapa, Guatemala y Quiché.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *