22 de noviembre de 2011 14:20 PM
Imprimir

El presente del girasol

Según el informe de la Asociación Argentina de Girasol (ASAGIR) se obtuvieron registros de buenas precipitaciones en todas las regiones girasoleras. Se cubrió casi el 70 por ciento de la intención de siembra, aunque faltan avances sustantivos en el SE y SO bonaerenses, que reúnen más de un millón de hectáreas. En Santa Fe y en el NEA, el estado de los cultivos es muy bueno.

La siembra se encuentra avanzada un 4,3 por ciento respecto de la campaña anterior. Las coberturas representan el 69,4 por ciento de las 1,86 millones de hectáreas de intención de siembra a nivel nacional. Fuentes del Ministerio de Producción de Chaco, en el Departamento Chacabuco estiman que la siembra está entre las 8 mil y 10 mil hectáras, algunas menos que en la campaña anterior, pero con unas muy buenas expectativas hasta el momento y sin novedades significativas por la paloma.
En el Departamento 2 de Abril, según señalaron desde la agencia de extensión del Ministerio de la Producción, el cultivo de girasol está en buen estado, con una importante sementera implantada cercana a las 21.000 hectáreas. Las lluvias fueron muy buenas, el promedio estuvo en los 90 milímetros, es más que beneficioso ya que hace falta para poder acumular agua en el perfil para la siembra de soja, maíz y sorgo.
En cuanto al trigo el 95 por ciento ya fue cosechado, con rindes máximos 1700 kg/ha y mínimos que no llegaron a los 200kg/ha, en algunos casos no se paso la cosechadora, promediando 800kg/ha.
Según el último informe de la Bolsa de Cereales, fechado el 10 de noviembre, las precipitaciones en Buenos Aires y La Pampa de la última semana demoraron las labores de implantación. Por suerte, se registraron abundantes lluvias en el sudoeste bonaerense, donde faltaba humedad.
En los laboreos del norte de La Pampa y oeste de Buenos Aires ocurrió algo similar, a raíz de intensas lluvias que -si bien favorecen a los lotes ya implantados- demoran el avance de la siembra. En ambas zonas, ya hay coberturas del 88 por ciento.
Dos zonas girasoleras, que representan más de 1 millón de hectáreas (el 55 por ciento de la intención) tienen bajos porcentajes de sembrados. Mientras que en el sudoeste de Buenos Aires y sur de La Pampa se alcanzó el 44 por ciento, en el sudeste bonaerense, el 54 por ciento. Se espera que en los próximos días avance drásticamente la cobertura, ya que las condiciones climáticas las favorecerían.
Con respecto al estado de los cultivos, la Bolsa consignó que en el NEA se registraron lluvias dispares pero de buena intensidad, que favorecen a los lotes que transitan la etapa de floración. En zonas de siembra posterior, los plantíos inician la etapa de botón floral en muy buenas condiciones. Por otra parte, en el centro-norte de Santa Fe se transita desde la etapa de “cinco pares de hojas desarrolladas” hasta en los más avanzados, la de pleno botón floral. También allí hay muy buenas condiciones hídricas para lograr altos porcentajes de rendimiento y materia grasa.

Fuente:

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *